En Odense, Dinamarca, ADEPT ha finalizado el ”Cortex Park”, cuatro programas bajo un mismo techo para acoger a estudiantes, investigadores y personal con instalaciones deportivas compartidas y una fuerte identidad urbana. El resultado es un diseño que desafía al intelecto y al cuerpo, y establece una relación más estrecha entre el edificio y su entorno.

”Cortex Park” es en realidad cuatro casas bajo un mismo techo. El resultado es un edificio diseñado para desafiar al intelecto y al cuerpo, y para establecer una relación estrecha entre el edificio y su entorno. Colocando las instalaciones deportivas como un “techo”, que se extiende entre las cuatro casas, se ofrece una experiencia física que alude al concepto de ”compartir” en un nuevo híbrido entre conocimiento y movimiento.

Un gran tragaluz dibuja la luz del día en la plaza común donde se ubican varias funciones sociales y administrativas como puntos centrales en el espacio central de reuniones del edificio. De pie en la plaza mirando hacia arriba, las escaleras que se entrecruzan se experimentan como una capa espacial adicional en la construcción. Cada una de las casas individuales en el edificio tiene su propia expresión de fachada con un hormigón gráfico, lo que contrasta con la ligereza de las escaleras.

Las cuatro casas individuales son volúmenes separados pero conectados de varias maneras: el espacio urbano que se despliega en el edificio en el nivel de acceso, las escaleras que se entrecruzan que abarcan el atrio de triple altura y el área común en el último piso. Las instalaciones deportivas en el piso superior se ciernen sobre las cuatro casas y dota al edificio de una identidad literalmente esclarecedora. Así, cuando cae la noche, se retro-ilumina para contar la historia de un entorno activo para la educación, la investigación y el tránsito permanente.

planta primer nivel

sección