El diseñador belga Alain Gilles ha colaborado con la marca de soluciones para la arquitectura, Green Mood, para sumar una nueva familia compuesta por cuatro divisores de ambiente y paneles fonoabsorbentes, para entornos de trabajo, que integran musgo como principal característica. Además de presentarse como soluciones ecológicas de bajo mantenimiento (sin poda ni riego), la ”Línea-G” resuelve la necesidad de las personas de estar en contacto con la naturaleza para aumentar la sensación de bienestar, sobre todo en contextos urbanos.

El primer componente es el ”G-Desk”, un separador de escritorio independiente diseñado para sentarse en cualquier tipo de mesa y se puede usar en cualquier entorno de oficina comercial. El musgo completamente preservado también absorbe el ruido ambiental actuando como un absorbente acústico. Hay tres tamaños diferentes disponibles, incluidos pequeños, medianos y grandes. La estructura del divisor está hecha de aluminio con un acabado electropintado. Ambos lados del producto están cubiertos de musgo, lo que permite una agradable vista verde desde todos los ángulos.

El segundo componente son las ”G-Screens”, pantallas modulares diseñadas para usarse como elementos independientes o relacionados para definir un nuevo espacio dentro de un espacio. Son paneles circulares cubiertos de musgo unidos a un marco de metal independiente que actúa como pantallas y divisores de ambiente. Las pantallas vienen en dos alturas diferentes para que uno pueda jugar gráficamente combinando módulos de diferentes alturas en arquitectura. Los componentes principales de los productos son plantas preservadas, especialmente el musgo y el liquen.

El tercer componente es el ”G-Divider”, un divisor de ambientes ideal para su ubicación en grandes espacios interiores, como oficinas de planta abierta, áreas de recepción, salas de conferencias y salones de eventos. Es un panel cubierto de musgo contenido dentro de un marco de metal de forma ovalada. En este caso, la estructura metálica circundante actúa realmente como una barrera visual que protege las creaciones naturales muy animadas que se pueden crear dentro de este espacio interior.

El ”G-Circle” es el cuarto componente de la ”Línea-G”. Se trata de un panel circular que contiene corcho, musgo natural y liquen completamente preservado. El panel está unido a un marco de metal que crea un elemento tridimensional y permite que la iluminación se coloque detrás de la unidad. Esto significa que las unidades de diferentes tamaños también pueden colocarse una encima de la otra para crear un efecto tridimensional más rico y para permitir que el usuario final o el arquitecto sean más creativos con los productos y creen declaraciones gráficas completas en una pared.