El estudio español Alegre Design ha diseñado el pupitre ”Actiflex” y la silla de pala ”Pad Chair”, dos piezas de mobiliario escolar versátil y flexible pensados para favorecer el trabajo colaborativo con el que el fabricante Federico Giner, para dar respuesta a las necesidades y metodologías de la vanguardia educativa.

Esta colección aporta movilidad al aula y potencia el trabajo en equipo preservando los valores de calidad, seguridad y durabilidad que distinguen a esta marca de mobiliario. Una colección de muebles que permite variar la configuración de las aulas de manera rápida, silenciosa y eficiente y generar espacios en los que estimular la motivación y el aprendizaje de los alumnos.

Durante la fase de diseño y desarrollo de estos nuevos productos, Alegre Design ha colaborado estrechamente con el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), a partir de jornadas prácticas con profesionales del mundo de la educación que se tradujeron en especificaciones concretas para generar unos pupitres seguros, silenciosos y duraderos en el tiempo.

En el caso de ”Actiflex”, se creó una línea de pupitres con siluetas geométricas diferenciadas que favorecen la movilidad en el aula y la configuración de mesas de trabajo en grupos diversos. Sus opciones incluyen versiones cuadrada, cuadrada con ruedas, triangular con ruedas y rectangular que facilitan la interacción de 2, 4 y hasta 10 personas en disposición individual, grupal, circular y herradura, entre otras.

Esa facilidad de movimiento se ha traducido también en la geometría inferior al tablero del pupitre, que ha sido concebida y diseñada a modo de asa. La estabilidad de su superficie, que favorece una escritura firme, los cantos redondeados y su gran capacidad de almacenamiento, están en línea con los principios de seguridad y durabilidad de Federico Ginger.


En su caso, la ”Pad Chair” supone la reinvención por parte de Alegre Design de la clásica silla de pala de Federico Giner para mejorar la experiencia de uso del alumno y, a su vez, facilitar la comunicación y el trabajo en equipo.

”Ergonomía, resistencia mecánica y durabilidad. Ésas son las premisas de Pad Chair. En todo momento, se ha buscado que la silla sea segura para el alumno. Su diseño evita atrapamientos y colisiones, ya que se han eliminado los bordes aristados y se ha favorecido unos contornos muy redondeados. En ese sentido, este producto se ha diseñado atendiendo a las recomendaciones de seguridad del Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV)”, explica Marcelo Alegre de Alegre Design.

Priorizando en todo momento la ergonomía del alumno, Alegre Design ha diseñado una carcasa de asiento de tablero laminado, aplicable a la estructura tradicional del asiento de alta resistencia mecánica, que descansa sobre una estructura metálica soldada que da movilidad a la pala, permitiendo su uso para diestros y zurdos ya que es reversible.

Un sistema de guías permite acercar la pala al alumno para mejorar la ergonomía y la postura del alumno. La Pad Chair, que cuenta con un espacio inferior amplio para efectos personales, sustenta su estructura sobre ruedas de gran diámetro para facilitar el deslizamiento de la silla.