Los hermanos franceses Ronan & Erwan Bouroullec han colaborado con Danskina, una prestigiosa marca de alfombras que tiene a Hella Jongerius como su directora de diseño, para dar vida a ”Semis”, una serie de alfombras que surgió después de dos años de intensa investigación y trabajo con artesanos de Nepal.

El diseño de las alfombras, tejidas a mano y hechas de un 90% lana tibetana y 10% algodón, es un ejercicio de puntos y tactilidad. Geométricamente alineados y colocados en diferentes ritmos, al variar las densidades y alturas de la superficie anudada de las alfombras, el efecto visual resultante es un paisaje abstracto, una vista aérea de las plantaciones agrícolas de Nepal.

Hay dos diseños disponibles, uno con puntos pequeños y otro de puntos grandes, y hay una opción de dos combinaciones de colores, blanco y negro en las variaciones positivas y negativas. Las cuatro alfombras ofrecen un rango que se gradúa de predominantemente negro a una superficie en su mayoría blanca.

Hechas a mano en Nepal, la construcción de ”Semis” requirió de mucho tiempo, utilizando una técnica de anudamiento tibetano fino que es notablemente resistente. Para una alfombra de 200 cm de ancho, tres tejedoras trabajan juntas completando hasta 7 cm por día. Después de anudarse, la alfombra se lava y se recorta con tijeras. La irregularidad intencionada de los bordes cortados crea una superficie hermosa y azarosa con un toque hecho a mano.

”Es la concesión de variaciones en la forma de los puntos, el recorte, y el hecho de que varios tejedores diferentes participan en la manufactura de cada alfombra lo que les da a estas piezas un toque especial y personal.” dicen Ronan y Erwan Bouroullec.