El apartamento Antonio Bicudo por Vão Arquitetura se encuentra en el nivel superior de un edificio de tres niveles, situado en el barrio de Pinheiros, en São Paulo, Brasil. El encargo formulado por el futuro residente fue que los 50 metros cuadrados del área útil debían reorganizarse, de modo que la habitación se pudiera aislar de los espacios restantes. Considerando esto, la construcción se realizó casi sin demolición, lo cual es bastante inusual en los proyectos de remodelación.

La extensión del muro ya existente permitió la creación de un volumen que alberga el dormitorio, moviéndolo desde la fachada principal, que daba a la calle, a la fachada posterior, donde las ventanas dan a un jardín interior utilizado por todos los residentes.

Además de preservar este ambiente de descanso de los sonidos de la calle, el compacto departamento también fue diseñado para que las proporciones de la sala de estar integrada (sala de estar, cocina y balcón) se equilibraran, así como la luz natural que cae sobre ellos.

planta original / planta intervenida

En su lado externo, dirigido a la sala de estar, el volumen agregado fue intervenido con elementos de hierro para crear un estante y un mueble de soporte que recorren 3,5 metros lineales para levantar libros, dispositivos electrónicos y la colección de discos del nuevo propietario.

Dado que el edificio incluye una sala de lavandería colectiva en la planta baja, el área marcada para estos propósitos en la planta original fue reemplazada por un armario grande que contiene no solo alimentos y productos químicos de limpieza del hogar, sino también un tanque de lavado incrustado en la cara lateral exterior del volumen de dormitorio.

Las áreas húmedas restantes se unieron en un eje transversal único situado en el fondo del apartamento. En la parte superior del baño se ubican los depósitos de agua de almacenamiento de todo el edificio para que el forro debajo de la cocina, el baño y el dormitorio conformen un plano horizontal de menor altura, que solo se interrumpe en el área de la sala de estar, donde el techo deja fuera la estructura de madera.

Juntos, el revestimiento y el volumen dilatado del techo fueron capaces de ampliar el área social, generando un espacio adicional en la parte superior del volumen al que se puede acceder mediante una escalera metálica.