Este apartamento ubicado en la parroquia portuguesa de Beato, se inserta en un edificio de viviendas colectivas de la década de 1980, un período de auge de la construcción en Portugal. Su diseño original compartió algunos de los problemas que caracterizan a muchos edificios de la época, como el conflicto entre espacios y estructura, el aislamiento insatisfactorio, la organización disfuncional y la orientación solar inapropiada, entre otros aspectos.

De este modo, el objetivo de la renovación llevada adelante por Arriba Arquitectos fue combinar la estructura y la arquitectura, y reducir los compartimentos y la circulación, maximizando así la luz natural a través de áreas más amplias y materiales ligeros. ”Simplificamos el diseño, y el resultado es una conexión pragmática entre las áreas sociales y privadas.” dice el estudio en su comunicado.

La cocina es el elemento central, alrededor del cual se organiza la casa. Se fusiona con la sala de estar, desde donde se puede acceder al balcón previamente cerrado, ahora abierto hacia el río.

planta original (izq) y planta intervenida (der)