Encuentro Local: “Barro Pequeño” se presentó en la 6ta edición del mercado de diseño y manufactura chilena, Encuentro Local. Se trata de un colectivo que nace de la idea de armonizar distintos esfuerzos artísticos en pos del desarrollo de proyectos que vinculen la educación, los procesos, el material y el territorio.

A partir de la colaboración, del conocimiento de sus autores y el de dos artesanos, durante cuatro meses y con tierra recolectada de los cerros de la precordillera santiaguina, el colectivo creó seis contenedores que se basan en la lógica de la libre expresión, marcada por el recorrido propio de una creación individual. Seis visiones para determinar el acercamiento del material, – la arcilla roja – , a los niños y sus familias a través del diseño y la confección manual.

Seis contenedores de barro, dos realizados por Marcela Undurraga, escultora, dos por Francisco Lira, arquitecto y dos por Abel Cárcamo, diseñador.

dibujos de los seis contenedores

El ”vaso” como reflejo de lo transversal a cualquier grupo humano, la experiencia nueva y simple a partir de un objeto fundamental para la vida; el soporte del líquido. El incentivo a la enseñanza desde los inicios. El poder del objeto y su historia. El rescate del artesano. El impulso de la imaginación a partir de la forma, la materialización de lo natural. La enmarcación del paisaje, su modelación y transformación en algo pequeño que fomente la conversación reflexiva y honesta.

Los tres fundadores de Barro Pequeño comparten su propia forma de enfrentarse al presente, pero teniendo objetivos claros; aquellos que pretendan ir más allá del resultado físico de lo propuesto. La envolvente del recorrido a ese supuesto final y lo que puede generar en un futuro cercano, los motiva a trazar nuevos caminos constantemente, basándose principalmente en la lógica del respeto al curso natural de los acontecimientos.