Es difícil imaginar un sofá que se envía en una caja plana cuyo tapizado puede ser fácilmente removido para meterlo a la lavadora cuando ya no aguanta una mancha más. Estas son sólo parte de las soluciones que contempla ”Blanco”, un sofá plegable de dos asientos inspirado en la tumbona, diseñado por el estudio japonés Hamanishi Design.

El sofá, muy fácil de armar y desarmar, se compone de una simple estructura tubular y una pieza de tela acolchada con cinturones de cuero apretados en ambos extremos que además de agregar un acento material, mantienen funcionalmente la estructura en forma de X. Unida en dos puntos y colgando sobre la base del marco, está el tapiz de terciopelo en un tono verde más oscuro que la estructura. El sofá viene en caja y se ensambla en casa, lo que facilita el transporte y la manipulación.