El arquitecto argentino Luciano Kruk deja de lado su reconocible composición de planos de hormigón visto en la Casa 2LH, el prototipo de una vivienda unifamiliar diseñada para una empresa constructora que buscaba una nueva alternativa para la clase media en la zona norte del Gran Buenos Aires.

 

El encargo exigía un modelo que resolviera todo el programa doméstico en una única planta y cuyo volumen pudiera adaptarse a lotes de mediana dimensión (17 a 20 m de ancho por 35 a 40 m de fondo aproximadamente), todo en un metraje que no superara los 170 m².

Además, el programa debía dar respuesta a las necesidades de una familia tipo: un área social compuesta por un estar-comedor-cocina, un dormitorio principal servido por un cuarto de baño en suite, dos dormitorios secundarios con baño compartido, locales de servicio, terraza, piscina y parrilla.

planta general

En respuesta a estos requerimientos, el Estudio propone una vivienda contenida en un prisma puro organizada sobre una grilla modular de 1×1 m, de paramentos laterales mayormente oclusos y abierto al frente y al contrafrente.

Se planteó la distribución de los espacios en torno a un patio central, el cual no solo contribuye a iluminar las circulaciones interiores sino también –por su disposición en planta- a generar ventilaciones cruzadas a través de todos los recintos de la vivienda.

La selección de los materiales se realizó con la intención de priorizar el control de los costos y su velocidad y practicidad constructiva. En lugar del tradicional hormigón visto, se recurrió a la mampostería de ladrillo hueco portante; y en lugar del piso de cemento alisado, se decidió revestirlos con placas de 1×1 m de porcellanato de terminación símil cemento.

A fin de preservar la intimidad de los dormitorios frontales -sin que estos perdieran las vistas al exterior- y de protegerlos de la incidencia directa del sol, se configuró un artefacto constituido por postigos verticales y una pérgola de madera dura, estructurado este por perfiles de acero doble T. Un recurso similar se empleó para generar una galería en el contrafrente que sirviera de expansión al dormitorio principal y al área social.

Con el propósito de enfatizar la luminosidad y la sensación de amplitud de sus espacios, el prototipo sugiere un interior cromáticamente claro, mientras que para el exterior se propone una terminación más oscura, capaz de dialogar sin competencia con su entorno natural.

axonométrica explotada

+INFO

Casa 2LH
Arquitectura: Luciano Kruk
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Colaboradores: Arq. Belén Ferrand + Arq. Andrés Conde Blanco
Desarrollador: 2Lhomes
Superficie: 169 m2
Año: 2016