Una doble piel hecha de listones de madera de pino, que regula la relación del interior con el exterior, envuelve la ”Casa Casi Cuadrada” del estudio chileno Land Arquitectos en la costa central de Chile. La solución es el resultado de un encargo que pedía aprovechar al máximo la ubicación de la casa, próxima al Océano Pacífico, en una localidad conocida como Punta de Lobos.

La casa, que es descrita por los arquitectos como una “deformación abstracta de un volumen paralelepipédico”, ha sido modelada para crear un edificio irregular de una sola planta con un techo inclinado que sube y baja como una ola. Las alturas de los techos en las áreas principales se elevan alrededor del comedor de la cocina en un lado, y los dormitorios en el otro.

Las estructuras de madera de pino expuestos que sostienen el techo se entrecruzan en el interior, la madera natural contrasta con los pisos de madera clara, con el equipamiento de cocina y con el comedor lacado.

Maximizar las vistas sobre el mar era una prioridad, por lo que la fachada que mira hacia la costa ha sido acristalada, proporcionando vistas ininterrumpidas sobre el paisaje desde la sala de estar y las habitaciones. Todas estas habitaciones principales se organizan a lo largo de esta fachada, frente a la costa. Las habitaciones que no necesitaban estas vistas o requerían de mayo privacidad, están en el otro lado, con los baños, el cuarto de servicio y el garaje de bicicletas que se organizan del lado angulado de la planta.

La segunda piel de listones de madera de pino está diseñada para disipar la fuerza del viento costero mientras permiten que la luz y la brisa lleguen a la terraza que rodea los cuatro lados del edificio. La luz que pasa a través de las tablillas de madera de pino y crea un patrón de sombras en los porches que cambian a medida que el sol pasa sobre la cabeza durante todo el día.

En este lugar sombreado al aire libre, se disponen bancos fijos de varios niveles alrededor de una fogata instalada en la terraza cerca de un mostrador de concreto levantado con una parrilla y una tienda de madera incorporadas. Una puerta corredera de cuerpo entero conecta este porche lateral con el área de la cocina. Las puertas correderas de cristal también abren las habitaciones al porche trasero protegido.