”Casa de los Cuencos” es el más reciente proyecto de vivienda unifamiliar del estudio argentino Bisio Arquitectos en la ciudad de Córdoba. Se trata de una residencia para una pareja adulta, con hijos emancipados, que requerían de un programa que, además del espacio doméstico tradicional, respondiera a un estudio reducido y al espacio necesario para contener los recuerdos y obras de arte coleccionadas en años.

De esta manera, la disposición de ambientes fue muy simple, casi elemental, con un ingreso jerarquizado en doble altura, y una distribución triple hacia el sector de estar y servicios, otro hacia el sector dormitorios y baños. El tercero mediante escalera metálica suspendida por tensores metálicos, conduce desde ese ingreso con gran diafanidad por el acompañamiento de grandes paños vidriados, hacia el estudio y terrazas superiores.

Dicho ingreso, se separa del sector servicios, mediante una “incisión” espacial, que con su tratamiento de piedras naturales y erizados agaves, traspasan visualmente el estar, hacia el jardín. Todos los ambientes principales, profusamente vidriados, se abren hacia una pérgola posterior, liviana, que tamiza la luz directa del norte, con membranas suspendidas de chapa ondulada. Esta pérgola se delimita con dos pantallas laterales, que fueron intervenidas con nichos empotrados, para iluminación indirecta.

”La funcionalidad tan explícita de la vivienda, se debía materializar con una morfología también simple. Tomando ideas de Fuksas, en cuanto intentar en obras de escala doméstica, aplicar el concepto de ”esculturas habitables”, comenzaron en los croquis a aparecer formas directas, lo menos caprichosas posible, pero que aportaran “gestos” arquitectónicos contundentes. Así, se trataría de encontrar una semiótica, de una serenidad muda, materializada por el blanco continuo.” dijo el arquitecto José Armando Bisio.

De esta reflexión surgió la idea de un paralelepípedo ”acostado” en planta alta, que se apoya volando sobre el ingreso, y se proyecta ”extruido” hacia atrás, sobre el volumen monolítico de planta baja. Este ingreso, hacia adelante se ortogonaliza con dos pantallas asimétricas colgantes, que protegen y jerarquizan escultóricamente, dicho ingreso.En paralelo se ubicaron, unas losas voladizas bajas, para alojar los cuencos metálicos, que preceden la casa. A su vez, la fachada se ha complementado con barandas de membranas metálicas, que otorgan una trama grisácea, que aporta abstracción y liviandad a los volúmenes.

El cuerpo superior, correspondiente al ingreso y al estudio, oficia de potenciador de lo escultórico, y fue concebido con losa maciza de hº aº, de dos alas asimétricas. En la espacialidad interior, al ingresar, se buscó sorprender con una ”crudeza visual” de aspecto brutalista. Hacia atrás, el volumen del estudio se resalta en forma telescópica, aludiendo a la forma icónica de la casa a dos aguas. El tanque se monta sobre este volumen pasante, mediante pantallas cribadas, que enmascaran el recipiente.

La terraza del estudio, tiene un guiño en su pantalla posterior, a la casa del lago, de Le Corbusier, aunque esta no mira hacia el lago Lehman, sino, a un bosquecillo posterior de siempre verdes y laureles.

Un espacio diferenciado, ubicado hacia del fondo del terreno, conforma las cocheras, quincho y parrilla. Su factura también se desarrolló, con economía de recursos formales, y se materializo, mediante columnas metálicas esbeltas, paneles de chapa de cubierta con aislación incluida, y una cenefa de chapa galvanizada, pintada negra. Este pabellón posterior, vendría a representar también la iconografía de la casa Farnsworth de Mies, ”negra” en lugar de blanca, pero construida con herreros y terminaciones del tercer mundo.

La tecnología utilizada en la vivienda, responde al sistema tradicional de mamposterías sismo resistente, asentado sobre una importante platea general de h° a°. Las carpinterías de aluminio, con dvh. Se colocaron en pisos porcelanatos de gran tamaño, y pisos de alisado cementicio.

El interiorismo está compuesto de pinturas, esculturas, muy caras a los sentimientos de los habitantes de las casa. Ambas colecciones están exhibidas en paños, uno con base de madera de guayubira, y otro con una trama de pegamento, cemento y óxidos colorantes. Una suspendida en un paño inferior espejado, y la otra alivianada por una ventana de vidrio fijo inferior.

planta baja y planta alta

La presencia de un importante termo solar, se ha dejado deliberadamente a la vista, de manera de exhibir estos artefactos ecológicos, que cada vez más, acompañaran la arquitectura contemporánea.

sección longitudinal


+INFO

Casa de los Cuencos
Arquitectura: BARQS | Bisio Arquitectos
Ubicación: Córdoba, Argentina
Arquitectos: Jose Armando Bisio, Pablo Bisio y Cristina Astesano
Superficie: 310 m2
Año: 2016
Fotografías: Gonzalo Viramonte