”Casa Forasté” de Taller 1+1 es una vivienda unifamiliar que responde a la necesidad de un matrimonio joven que se beneficia de las ventajas de un barrio céntrico de Guadalajara, en México. El objetivo era proporcionar un refugio práctico, optimizando el proceso de construcción al máximo para atender a un reducido presupuesto.

El volumen que se enfrenta sin barreras a la calle tiene dos niveles, 93 metros cuadrados de construcción y una planta en ”L” que se posa sobre un terreno de 60m2 que pertenecía a la parte trasera de la construcción adyacente.

izq.: planta baja / der.: planta alta

El programa arquitectónico en el primer nivel consiste en un núcleo social, integrado por la sala de estar, cocina, baño y un patio interior que es el punto focal del proyecto. Este espacio abierto permite la flexibilidad y la conexión entre los otros espacios y garantiza iluminación y ventilación al interior de la casa. En el segundo nivel, hay un dormitorio principal con su propio armario y baño; Un dormitorio secundario con un baño y un lavadero.

Debido a su orientación oeste, la fachada se muestra como un volumen sólido sin aberturas, con la intención de controlar el ingreso de los rayos de sol desde ese lado. Los materiales utilizados en la fachada frontal, destacan la simplicidad y sobriedad de las formas que se buscaban en este proyecto.

El plano de hormigón pulido hace referencia a una arquitectura estereotómica, de masa, una ”cueva contemporánea”. El plano superior está compuesto por un sólido texturizado blanco con una pequeña abertura que busca un contacto mínimo con la luz y el exterior.