Aunque en una perspectiva aérea queda clara la supremacía de la escala geográfica, a pie de terreno la presencia de la Casa Hualle, del estudio chileno Ampuero Yutronic, es tan imponente como la del volcán Villarrica que se divisa a lo lejos. La casa emplazada en la Región de la Araucanía en Chile, específicamente en los alrededores de la pequeña y turística localidad de Pucón, está cubierta de listones de madera que se tiñen de un gris oscuro para parecerse al color de la piedra volcánica comúnmente utilizada para revestir casas en la ciudad y el área rural circundante.

Desde algunos ángulos, la forma de la casa de dos pisos se parece a las construcciones agrícolas que abundan en la zona. Esta referencia formal se ha adaptado en la casa diseñada por Javier Ampuero y Catalina Yutronic, inclinando la pared orientada al sur para hacer frente al volcán Villarrica y creando áreas protegidas de los fuertes vientos y de los rayos del sol. Por ejemplo, se saca un pedazo de la esquina del edificio para crear una puerta protegida, orientada lejos del viento y la lluvia predominantes del noreste. Otro hueco en la fachada sombrea una gran ventana.

En el área de acceso aparece el concreto visto que luego de formar la escalera se extiende por el interior del piso que convive con la calidez de muros y cielos revestidos en madera contrachapada que juntos ofrecen un interior austero y solemne que recuerda el interior de una galería o una catedral. El uso de concreto también se agrega a la masa térmica del edificio, regulando la temperatura interna, como parte de la estrategia ambiental.

En el exterior, una piscina larga y estrecha se extiende perpendicularmente desde la casa, alineándose con el volcán hacia el sur y el lago Villarrica al norte. La composición y tamaño de las aberturas sintonizan con la escala del paisaje. Se colocan ventanas con marcos de madera de diferentes tamaños para maximizar la ganancia solar y enmarcar las vistas más importantes.

En la planta baja de la casa se encuentra una cocina de planta abierta, comedor y sala de estar de doble altura. Incluye una estufa de leña, que proporciona la principal fuente de calefacción. En la cocina, el almacenamiento está integrado en las paredes de madera contrachapada detrás de una isla central con una base negra. Una lámpara colgante negra cuelga sobre el centro del espacio, que está equipado simplemente con una mesa de madera, bancos y taburetes. También en este nivel hay un par de habitaciones y baños ubicados a ambos lados del área central.

La escalera, también de contrachapado, aterriza en el estudio y la biblioteca del segundo piso. Ahí, una pasarela conduce al dormitorio principal en el otro extremo. La decoración mínima continúa en el dormitorio cuyo máximo mobiliario es un asiento integrado en la pared debajo de la ventana.

La cama está montada en un marco de madera de tonos rojizos con mesitas de noche a cada lado y se apoya en una pantalla de pared de madera contrachapada que oculta el baño. Un par de lavamanos se levantan en un soporte de madera en el baño, mientras que la bañera está ligeramente elevada sobre una plataforma de hormigón.

planta baja y alta

sección longitudinal

sección transversal