El Centro de Diseño y Creatividad de Tailandia (TCDC por sus siglas en inglés) es una nueva agencia del gobierno tailandés que nace con la misión de inspirar el pensamiento creativo en la sociedad e impulsar la economía creativa del país. Los espacios principales de este departamento estatal son una biblioteca de diseño, una biblioteca de materiales y un espacio de co-working. Otros servicios incluyen un makerspace, espacios de exhibición y talleres.

El TCDC ahora se trasladó a un nuevo espacio en el ala lateral y posterior del histórico Grand Postal Building de Bangkok. El diseño del espacio diseñado por Department of Architecture está destinado a que la nueva intervención dialogue con el edificio antiguo y al mismo tiempo responda a la misión del centro de ser la incubadora creativa del país.

Se trata de crear un espacio donde las personas puedan conectarse, debatir y trabajar juntas. Es un lugar donde las personas pueden ver y ser vistas en actividades que hacen para inspirarse unos a otros. Es un lugar que permite que sucedan los eventos nuevos y desconocidos, un espacio reprogramable. Es un lugar que rodea al usuario con recursos y conocimiento inspirador, con libros y medios digitales, y una exposición rotativa que se extiende por todas partes.

El centro de recursos no está planificado como una biblioteca silenciosa. Por el contrario, una gran parte del espacio está diseñado para fomentar las conversaciones en un entorno más parecido a un café o un espacio de trabajo colectivo. Estos espacios de trabajo se extienden por todo el edificio y se mezclan con otros programas donde el trabajo y la discusión pueden ocurrir en cualquier lugar.

La circulación principal atraviesa la sección del edificio haciendo que la gente pase por diferentes instalaciones para inspirarse en lo que otros están haciendo. La mayoría de los espacios son flexibles, con muebles móviles y sistemas ajustables que permiten una configuración flexible y diversas actividades creativas. Los nodos de la exposición están integrados en todos los espacios, con sistemas de estantería, sistemas de pared, espacios a lo largo de corredores, espacios de esquina, espacios centrales.

Dentro del edificio histórico, lo nuevo se inserta como un objeto, colocándose dentro y vinculándose con la envoltura existente, revelando claramente las características arquitectónicas de los años 30. Los materiales utilizados y el diseño de los soportes transmite una sensación de ligereza que contrasta y dialoga con la masa del contenedor histórico. Lo nuevo y lo viejo se contrastan, mejoran y complementan de forma interesante.

”Este sistema arquitectónico translúcido que se envuelve y se inserta en toda la instalación conserva la esencia de lo que ofrece TCDC: inspiración y conocimiento. Está diseñado para contener todo, desde libros, revistas, muestras de materiales, medios digitales, mini exposiciones, tormentas de ideas, anuncios, etc. La inspiración atraviesa y abarca todos los espacios creativos.” dijo Department of Architecture.