En la formación de los Shakers, una comunidad utópica religiosa fundada en el siglo XVIII, la autosuficiencia en la fabricación era algo importante y este proyecto de cestería del diseñador japonés Shigeki Fujishiro para la edición 2018 de Furnishing Utopia, pretende reinstalar ese valor en un contexto contemporáneo.

”Personalmente, creo que el nombre cesta es gratuito. Dependiendo de la persona, el uso es variado. Consciente solo con la condición de poder poner cosas dentro, hicimos varias cestas combinando varios materiales. Los materiales utilizados son principalmente materiales industriales, todos disponibles de manera económica en el mercado. Por ejemplo, una abrazadera de cables y una alfombra de azulejos, una banda de papel y una lámina de vinilo, una grapadora y una alfombra perforada, un rodapié y un corcho. Me gustaría continuar haciendo la producción en el futuro.” – dijo Shigeki Fujishiro.

”El tema de las tareas domésticas, convencionalmente entendidas como trabajo tedioso y pesado que debe evitarse, reexamina nuestros conceptos de estas actividades y las herramientas relacionadas con ellas, proponiendo un renovado sentido de compromiso entre los humanos, los objetos y su entorno en la búsqueda de una forma más virtuosa de vivir mediante la ritualización de lo mundano, con el potencial de aclarar la mente, conectarse con el propio cuerpo y enfrentar la indiferencia del mundo natural.” dice el colectivo Furnishing Utopia en un comunicado.

En el marco de la Semana del Diseño de Nueva York 2018 -NYCxDesign-, Furnishing Utopia, un colectivo noruego que busca recuperar los valores de la comunidad utópica religiosa conocida por llevar una vida simple y de trabajo que se expresó en su arquitectura y mobiliario, conocida como Shakers, abrió un diálogo llamado ”Hands to Work” (manos para trabajar).

Se trató de una muestra de objetos que propone a los diseñadores y a los espectadores una estética que trasciende a la de los Shakers. A los diseñadores se les pidió que exploraran las virtudes del trabajo enfocado y la limpieza que los Shakers consideraban como un camino hacia la iluminación.