En un fundo ubicado en Piura, al norte de Perú, los arquitectos locales Jorge Cheng y Lorena Franco de Cheng Franco Arquitectos han finalizado la Casa N, una residencia de campo de 972 metros cuadrados. El fundo cuenta con caballerizas para 50 caballos de paso y un mini zoológico además de ser un albergue para 40 perros abandonados.

El lugar se utiliza actualmente como un criadero para caballos peruanos, una raza de caballo conocido por su andar ligero. Hay aproximadamente 50 caballos en el fundo. El encargo pidió una casa de descanso con un mínimo de 4 dormitorios, amplias áreas sociales, una bodega y una sala para celebrar trofeos de competiciones de caballos. El proyecto se encuentra en la parte más alta del terreno, entre los establos de los caballos y el campo de entrenamiento y exhibición. Tiene dos plantas y un sótano.

planta de primer nivel

planta de segundo nivel

La casa se compone con tres volúmenes elevados, en voladizo, claramente definidos, con vistas al paisaje de campos abiertos y áreas desérticas, apoyados encima del área social y de servicio, todo articulado por un vacío de triple altura que contiene todos los trofeos y una bodega de vinos. La escalera principal, una escalera de acero de forma circular, se encuentra dentro de este vacío vertical y está conectada a los diferentes niveles por pequeños puentes. La idea era usar la escalera como un paseo desde donde el usuario puede contemplar todos los trofeos.

Cada volumen tiene una función y orientación diferente, el primero, que es el más cercano al campo de entrenamiento y exhibición de los caballos, es la cubierta de la terraza principal; El segundo, que es el volumen más alto, contiene el dormitorio principal; Y el último contiene las 3 habitaciones para huéspedes. Los tres volúmenes vuelan sobre un camino de hierba que puede ser utilizado por los caballos para ir desde sus establos al campo de entrenamiento y exhibición.

El material y acabado propuesto para el volumen social a nivel de suelo está resuelto en concreto a la vista. Los tres volúmenes superiores están cubiertos con paneles de acero Corten con perforaciones de diferentes tamaños. El tamaño y la cantidad de las perforaciones responden a los niveles de privacidad y al tipo de programa detrás de los paneles. La paleta de materiales propone una apariencia mínima y uniforme, que a pesar de su simplicidad genera un efecto de iluminación constante y cambiante.

En el interior, el acabado de hormigón expuesto continúa a nivel de suelo y en las áreas de doble altura. Los dormitorios están pintados de blanco pero contienen grandes paños de vidrio que permiten no sólo mirar al exterior, sino también exponer la estructura de acero que soportan los volúmenes voladizos. El área de los trofeos está equipada en cajas de MDF rectangulares extruidas que no sólo tienen los diferentes trofeos y vinos, sino que también funcionan como aplicaciones de iluminación.

Piura, por su ubicación geográfica, es tropical y árida al mismo tiempo. El clima, a veces lluvioso, es en su mayoría estable y tiene temperaturas agradables de verano con temperaturas que oscilan entre los 30 y los 20 °C. La tierra del fundo era sobre todo desierto; La tierra fue entonces trabajada para permitir condiciones adecuadas para un criadero de caballos. La casa se puede describir como una casa de campo, pero es en realidad una casa en medio del desierto.

+INFO

Casa N
Arquitectura: Cheng Franco Arquitectos
Ubicación: Piura, Perú
Arquitectos: Lorena Franco + Jorge Cheng
Colaboradores: Cinthia Condor, Renzo Chang y Andrea Galindo
Superficie: 972 m2
Año: 2017
Fotografías: Jorge Cheng

+ INFO

+INFO

Casa N
Arquitectura: Cheng Franco Arquitectos
Ubicación: Piura, Perú
Arquitectos: Lorena Franco + Jorge Cheng
Colaboradores: Cinthia Condor, Renzo Chang y Andrea Galindo
Superficie: 972 m2
Año: 2017
Fotografías: Jorge Cheng