El diseñador español Lois Guillán es el responsable de ”cucuducho”, un emprendimiento de diseño que produce objetos para niños a partir de materiales naturales y sostenibles que, lejos de estorbar, sirven además para decorar.

Se trata de objetos para niños desde tres años, cocinados a partir de las premisas del diseño escandinavo pero sazonados, en ocasiones, con una saludable y atlántica retranca. Productos que abogan por un consumo responsable y sostenible. Como la serie bodime, animalitos de madera con una clara orientación lúdica, destinada a potenciar aspectos creativos y de motricidad fina: a través del material utilizado, de su propio acabado y de la posibilidad de intercambio de las diferentes cabezas de los animales mediante un sencillo movimiento de roscado. O las estanterías adorna, unas originales estanterías individuales que le dan a los cuentos el protagonismo que realmente se merecen dentro del universo mágico de los niños.

El proyecto cucuducho cuenta con la colaboración de reputados profesionales en campos muy cercanos al diseño. Un ejemplo es Idoia Cuesta (Premio Nacional de Artesanía 2014) que trenza colores en la serie cuncha, un asiento que se convierte en cesto o un cesto que se transforma en asiento (según se mire). El ilustrador Alberto Guitián interviene marela, una vaca
todoterreno con ”ruedas tractoreñas” y ”orifico posterior de escape”.

”De cara al futuro, se están empezando a desarrollar nuevas propuestas que tratarán de involucrar a reconocidos profesionales de disciplinas tan dispares como el diseño de moda, la
arquitectura y la cerámica.” promete Lois Guillán.