En un desarrollo residencial a las afueras de Hrubá Borša, en Eslovaquia, el estudio local Endorfine ha concluido su proyecto ”3X3”, un experimento de arquitectura doméstica que crea el soporte necesario para contener una variedad de posibles escenarios, como la vida en pareja, de jubilados o arrendadores con opción de compra inmediata. Cada propiedad consta de tres bloques que tienen funciones específicas y están dispuestos en diferentes formaciones basadas en las dimensiones del terreno y las vistas disponibles.

La casa de una sola planta ocupa un terreno de 450 metros cuadrados, con sus tres bloques habitables interconectados escalonados horizontalmente alrededor de una secuencia de patios semi abiertos. El otro terreno tiene 360 metros cuadrados y en él se desarrolla un volumen de tres niveles que aprovechan al máximo el espacio disponible y proporcionan vistas mejoradas del campo de golf aledaño.

En ambos modelos se han incorporado ”cajas” virtuales definidas por bastidores metálicos que refuerzan el sentido de apropiación del exterior y ofrecen el soporte para instalar cubiertas provisoras que actúan como sombreaderos o para el refugio de jardines de invierno.

Los dos edificios tienen un programa y una superficie útil similar, pero las diferentes configuraciones les otorgan un carácter distintivo que les permite a los posibles clientes identificarse más con uno u otro. Ambas residencias cuentan con una habitación con baño, una cocina de planta abierta, sala de estar y comedor, lavadero y dos salas multipropósito.

“Cada cliente es diferente y pide cualidades específicas como privacidad, vistas o comodidad de movimiento. Cuando se combina esto con la situación y el entorno, el resultado es que el edificio alto es extrovertido y el bungalow es más introvertido”. dijo Tomáš Dupkala de Endorfine.

planta general casa un nivel

nivel de acceso casa vertical

nivel superior casa vertical

nivel inferior casa vertical