¿Cuáles son los impactos ambientales del ciclo de vida de los materiales de construcción? Y, ¿cómo puede esta visión del ciclo de vida de los materiales dar forma a los diseños de manera que beneficie tanto al medio ambiente como al trabajo de diseño? Son las preguntas que la arquitecta y profesora asociada en el Departamento de Arquitectura y en el Programa de Estudios Ambientales de la Universidad de Oregon, Erin Moore intenta responder con proyecto como la ”Casa Exterior” (outside house) finalizada recientemente en la isla de Maui, Hawaii.

Se trata de un par de pabellones que se posan sobre un flujo de lava petrificada de trescientos años en la isla. Las dos pequeñas viviendas, una cerrada y otra exterior, están destinadas a formar una estrecha relación con el paisaje y el entorno natural.

El cliente (un conservacionista de tierras) solicitó un proyecto que reforzara su conexión con el paisaje subtropical de Maui. En respuesta, Erin diseñó dos pabellones enfrentados que proporcionan distintas condiciones para habitar la tierra. El pabellón cerrado, llamado ”mauka”, es un pequeño dormitorio independiente que mira hacia el flujo de lava yla puesta de sol. La vivienda protegida brinda privacidad y sombra para la lectura diurna y la siesta.

Con su construcción de madera clara, el pabellón ”mauka” descansa sobre cuatro zapatas de hormigón. La estructura está revestida con película reflectante en los lados norte y sur, y cedro rojo occidental en el este y oeste. Las rejillas de ventilación a lo largo de la base de las paredes norte y sur permiten una cantidad confortable de movimiento de aire y luz indirecta en la habitación individual, mientras que el revestimiento de policarbonato protege el techo y las rejillas de ventilación de las lluvias regulares de la isla.

El pabellón al aire libre, llamado ”makai”, es una plataforma techada prefabricada que alberga una terraza, cocina al aire libre y ducha exterior oculta. ”Makai” ofrece vistas abiertas del Pacífico y la isla de Kahoolawe. La estructura de acero galvanizado fue transportada a mano, ensamblada a mano y anclada al suelo con cuatro varillas roscadas. La cubierta y el revestimiento son de enebro, un árbol que se cosecha para proteger el agua subterránea y el hábitat en el noroeste pacífico

El refugio exterior tiene la intención de demostrar la cosmovisión ecocéntrica del cliente, una perspectiva que tiene sus raíces en el concepto hawaiano de ”aloha aina”, o ”amor a la tierra”.