Raval Hideaway  o ”Escondite Reval” es un estudio de paso ubicado en el barrio barcelonés de Reval para un joven emprendedor que viaja continuamente por trabajo. El interior, intervenido por los arquitectos españoles Mariana de Delás y Marcos Duffo -de Sarriera-Weinstock– le ofrece a su usuario un espacio en el centro de la ciudad donde, si lo deseaba, puede empaparse del ambiente exterior y, al mismo tiempo, aislarse para encontrar un refugio de descanso y lugar de trabajo.

El espacio existente de 55 metros cuadrados en la planta baja había sido utilizado originalmente como un antiguo taller de motocicletas y, más tarde, como una casa ocupa. Los techos eran extremadamente bajos, la organización del espacio era inexistente y el vecino acoge un club social donde la música se escucha fuerte.

planta general

Como la puerta de acceso existente en planta baja generaba una conexión muy violenta entre la calle y el estudio, era esencial integrar un área intermedia. Esta zona de amortiguación ajardinada sirve como un medio para conseguir luz natural en el interior y también actúa como una barrera acústica y de la aislamiento de la calle. Este buffer se crea gracias dos capas opuestas de fachada. En primer lugar, una fachada exterior perforada de hoja metálica permeable a la luz que sirve de puerta plegable que se puede abrir totalmente y da un gradiente de privacidad visual para el interior.

En segundo lugar, un vidrio y marco de metal que se desliza y aisla el estudio del ruido directo de la calle peatonal. El espacio entre estas dos pieles puede ser totalmente o parcialmente abierto, con un gran número de variaciones. Un banco de metal adosado uno de los muros medianeros completa la configuración, ideal para reuniones, comer o simplemente fumar y leer o relajarse mirando la gran escena urbana.

Una vez dentro, el estudio se divide en dos áreas. Un frente social con comedor y área de trabajo que se abre al área de acceso y una zona más íntima y tranquila en el fondo donde se coloca el dormitorio. Los muebles incorporados se generan para actuar como particiones y para optimizar el espacio existente, otorgando así un mayor sentido de amplitud.

Uno de los aspectos más difíciles de resolver fue la poca altura piso-techo, por lo que se decidió utilizar un material etéreo continuo como revestimiento de piso que fuera capaz de reflejar el espacio y crear un mayor sentido de amplitud. Esto se hizo mediante el uso de un pavimento de resina epoxica blanco con una capa adicional de brillo para reforzar la reflexión y crear el efecto de un piso flotante, contrarrestar la percepción del techo bajo y mejorar la sensación de un refugio acogedor.

 

+INFO

Raval Hideaway / Escondite Reval
Arquitectura: Sarriera + Weinstock
Ubicación: Raval, Barcelona, España
Arquitectos: Mariana de Delás + Marcos Duffo
Año: 2017
Superficie: (m2) – 55m2
Fotografías: Jose Hevia