Catálogodiseño visitó recientemente las nuevas instalaciones de FabLab Santiago y conversó con sus fundadores, los arquitectos chilenos Andrés Briceño y Tomás Vivanco, para conocer más sobre este proyecto de largo plazo y conocer su opinión en torno a la irrupción de las tecnologías de fabricación digital en el mundo.

CD: Cómo nace FabLab Santiago?
TV: Con Andrés fuimos compañeros de Magíster, hace algunos años, en el IAAC (Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña) que es además el lugar que aloja el FabLab Barcelona que concentra, a su vez, la coordinación general de FabLabs en el Mundo. Desde ese contexto observamos el ”boom” de la fabricación digital que se daba con fuerza en Europa de la mano de un lenguaje estéticamente intrincado, pero atractivo que , sin embargo, no estaban resolviendo problemas relevantes ante nuestros ojos como latinoamericanos. Nos preguntamos, entonces, que pasaría si poníamos esa tecnología al servicio de problemas transversales para la sociedad relacionados mayormente con el problema de la escazes. De este modo decidimos probar e instalar FabLab Santiago, en un pequeño espacio que tenía como finalidad esencialmente la transferencia de información a partir de un cruce entre tecnologías de fabricación digital, economía de recursos, impacto social y recursos alojados en internet.

CD: Cómo explicarían en términos simples lo que es la fabricación digital?
AB: Básicamente es un proceso de fabriccaión controlada por máquinas georeferenciadas, o sea, es un proceso numéricamente controlado. Es lo mismo que cualquier otro tipo de modelado, lo único que cambia es la manera en cómo informamos a la materia. Un escultor, por ejemplo, podría utilizar sus manos, un martillo y una gubia entonces la forma final de su trabajo queda resuelta por esas herramientas. En este caso utilizamos un código que entregamos a una máquina.

fablab santiago-fabricacion digital-andres briceno-tomas vivanco-catalogodiseno (12)

CD: En qué tipo de proyectos está actualmente FabLab Santiago?
TV: Actualmente estamos en proyectos de 3 escalas distintas en términos físicos, pero todas de interés masivo. Estas tres escalas son: ciudad + territorio, espacio + materia y dispositivos + artefactos.

En ciudad + territorio estamos vinculados a la Municipalidad de Independencia (santiago de chile) trabajando en un proyecto de ”Smart Cities” que busca vincular la experiencia de viaje y los desplazamientos en bicicleta por la ciudad con indicadores de felicidad.

En espacio + materia estamos desarrollando un proyecto junto a Fundación Vivienda para para implementar un sistema de vivienda prefabricada que utiliza el código abierto y toda la maquinaria de fabricación digital presente en chile y en otros lugares con el fin de democratizar el diseño y construcción de viviendas.

En dispositivos + artefactos estamos desarrollando el robot de impresión 3D más grande del mundo que utiliza la arena como materia prima para una nueva generación de productos ecológicos. Se trata de un cuadrúpedo que camina por la arena y es conrolado a distancia para enviarle información vía remota de los objetos a imprimir.

fablab santiago-fabricacion digital-andres briceno-tomas vivanco-catalogodiseno (4)

prototipo y desarrollo proyecto Smart Cities municipalidad de independencia

fablab santiago

prototipo y desarrollo proyecto impresión 3d con arena

CD: No les parece a ratos que esto de la fabricación digital no es más que una moda impuesta por el auge de una tecnología?
AB: Es verdad y la culpa de eso la tiene una cierta ”pornografía visual” derivada de un ”barroco digital” que encuentra sus orígenes en las posibilidades que ofrece la fabricación digital para resolver formas complejas geométricamente como resultado de la sobre valoración del concepto de ”lo paramétrico”. Este enfoque, aunque seductor, no resuelve problemas que creemos se pueden resolver con el uso de estas tecnologías y finalmente se termina desperdiciando el recurso para crear objetos que quedan expuestos en museos y eso no nos interesa porque pasar del bit al átomo es algo más que una cuestión de leyes físicas, también hay dinámicas sociales y creemos que en eso les cabe una responsabilidad a los diseñadores que muchas veces entienden este fenómeno de la fabricación digital como un fin en sí mismo y no como un medio para…

CD: Y ustedes, cómo ven la fabricación digital?
TV: Como un medio para un fin. Creemos que esta herramienta es disruptiva y permite modificar la lógica en torno a los modelos de producción con posibilidades de generar impacto social. Que un grupo de arquitectos y diseñadores este pensando en un robot que sea capaz de poner en valor la arena es un ejemplo de esto, ya que esto es posible únicamente entendiendo cómo opera la máquina sin quedarse ”pegado” en esa máquina como tecnología. Nos permite pasar de la escala de la ciudad a la escala del robot como si no hubiese diferencia alguna. Esto es posible gracias al código G que es el lenguaje de los robots.

fablab santiago-fabricacion digital-andres briceno-tomas vivanco-catalogodiseno (16)

CD: Qué diferencias, estiman ustedes, que hay entre FabLab y otros espacios de fabricación digital en Chile.
AB: FabLab Santiago no es un espectáculo de maquinaria para la fabricación digital, de hecho tenemos justo las necesarias para hacer lo que hacemos que es tratar de encontrar respuesta y solución a las muchas preguntas y problemas que encontramos. Preguntas, yo diría que esa es nuestra diferencia.

CD: Quién formula esas preguntas? Ustedes mismos?
TV: Si, nosotros mismos, sin embargo, esas preguntas las formulamos a raíz de los múltiples inputs que recibimos del mundo de la academia en donde tanto Andrés como yo nos desenvolvemos y de nuestros partners estratégicos que son instituciones del estado y ong’s que buscan impactar de un modo transversal a la sociedad, igual que nosotros.

fablab santiago-fabricacion digital-andres briceno-tomas vivanco-catalogodiseno (8)

CD: Qué podemos esperar para el futuro de FabLab Santiago?
AB: Salud y felicidad! (risas). Como siempre, nuestra voluntad de integrar la fabricación digital en un contexto de resolución a problemas transversales a la sociedad gracias a nuestro propio trabajo y al trabajo de nuestra audiencia entregándoles transferencia tecnológica.

Podemos contar además que estamos pronto a inaugurar el proyecto ”MAQUINAR.IO”, un proyecto que busca congregar a una comunidad de creativos intersados en la fabricación digital que participen en la creación de proyectos y objetos alineados con nuestra política y que seran luego comercializados a través de una plataforma online bajo un marco de precio justo. De esta forma esperamos romper la lógica de los productos de diseño en donde el valor está fijado por el precio. Un ejemplo de ello es el fenómeno del ”Barrio Italia” en donde es posible encontrar muchos productos que son revendidos a un pracio muchas veces más alto que el original porque de otro modo no encuentra consumidores.

fablab santiago-fabricacion digital-andres briceno-tomas vivanco-catalogodiseno (10)

equipo fablab santiago de izq. a der.: Lucas Margotta, Joaquín Rosas, León Quesney, Tomás Vivanco, Esteban Serrano, Andrés Briceño, Magdalena Manríquez y Fernanda Vio