Refugiarse debajo de un puente puede parecer una idea desalentadora y una estrategia extrema de sobrevivencia que da señas de una vida errante y desprovista de los más mínimos recursos, sin embargo para el autodidacta diseñador español, Fernando Abellanas, fue una estrategia para refugiarse de la ciudad en la propia ciudad.

El diseñador y fundador de Lebrel no sólo ha ocupado la estructura de un puente, ubicado en Valencia, como cubierta, también lo ha usado como soporte para colgar de él su propio estudio pop-up a 5 metros sobre el nivel de calle.

El proyecto nace a partir de una búsqueda por recuperar espacios dentro de la ciudad donde poder refugiarse del ritmo frenético de éstas. Lugares que por su arquitectura, ubicación, o dimensiones han quedado inútiles e incluso pasan inadvertidas a la gente que pasa a su alrededor pero que al descubrirlos, estudiarlos y habitarlos nos llegan a evocar aquellas mismas sensaciones de aislamiento, paz y protección que cuando en la infancia nos escondíamos debajo de una mesa camilla durante algún evento familiar.

Una manivela mueve la estructura de metal que cuelga de las vigas de hormigón que sostiene al puente a lo largo de los carriles, donde un estante, una silla, y un escritorio se han atornillado a una de las paredes del puente para establecer el lugar más ”oficial” de trabajo.

“La cabaña como concepto ha sido importante para mí desde la infancia. No es la idílica cabaña de vacaciones en el bosque, sino un lugar para refugiarse de nuestro medio ambiente”. dice Fernando Abellanas.

El estudio colgante de Abellanas reproduce la experiencia de la infancia de esconderse bajo una mesa o dentro de un armario: “La sensación se mantiene oculta mientras se sigue escuchando y viendo lo que ocurre a nuestro alrededor. Observar pasar coches y trenes sin que nadie me vea me da una gran sensación de paz.

La ubicación exacta del estudio es un secreto, y forma parte de una colección de espacios que Fernando Abellanas está creando. “El proyecto es una intervención efímera, se mantendrá hasta que alguien la encuentre y decida robar los materiales, o las autoridades lo eliminen” añadió el diseñador.