La Academia de Guerra de Chile, un instituto de educación superior del Ejército de Chile dedicado a formar a los oficiales de Estado Mayor, invitó a 30 estudios de arquitectura a participar de un concurso de anteproyecto para mejorar y extender sus instalaciones ubicadas en la precordillera de Santiago, capital de Chile. De este grupo de participantes, el equipo integrado por Forma Colectiva y Elton Léniz Arquitectos se adjudicó el primer lugar, proponiendo una nueva organización para la expansión y modernización de las instalaciones de la Academia de Guerra, a través de un proyecto que transforma lo existente en un Campus gracias a la incorporación de tres elementos: un vacío, una placa y un nuevo volumen.

Un amplio vacío en la superficie organiza las construcciones históricas existentes y el nuevo edificio de aulas transformándose en el Patio de Formación. Su extensión y orientación hacia las vistas de la Cordillera le otorgan un carácter jerárquico que articula todo el desarrollo del Campus. Es el espacio de encuentro, de celebración y de contemplación. Un plano horizontal de magnitud geográfica que dialoga con la imponente presencia de la Cordillera de los Andes, ubicada a sus espaldas.

A la manera de un plinto, la nueva placa pone en valor las construcciones cargadas de historia y simbolismo reuniéndolas en el mismo nivel con el aulario. Debido al desnivel natural de la topografía, esta operación permite disponer un piso base que organiza el resto del programa de manera horizontal facilitando un fluido sistema de conexiones. Biblioteca, auditorio, oficinas, administración y estacionamientos funcionan conectados en este nuevo nivel.

El edificio Principal de la Dirección constituye la imagen histórica de la Academia de Guerra. Su carácter de conservación le atribuye un valor patrimonial tanto histórico como simbólico. El nuevo edificio de aulas, sintético y silencioso, se dispone paralelo a este cuerpo existente como la única nueva construcción sobre la Placa. Ambos delimitan el Vacío, el nuevo Patio de Formación. No existen otros volúmenes aparentes sólo el aulario que toma sus proporciones del edificio Principal respetando su altura y desarrollo en horizontal.

Todas las nuevas construcciones son ejecutadas en hormigón armado. Las estructuras y su materialidad constituyen el lenguaje de la arquitectura. El uso y definición de los encofrados resultan en la expresión de las texturas de una obra gruesa terminada.

El edificio de aulas propone en tres niveles una piel estructural de elementos verticales con continuidad hasta la Placa y losas post-tensadas para liberar los espacios y proporcionar máxima flexibilidad. Esta piel-estructura es a su vez el elemento mediador hacia la fachada norte moderando el impacto del sol con la profundidad de la galería de circulación que genera sombra, resguarda de la intemperie y permite relacionar a los usuarios con el Vacío y Patio de Formación. En el Edificio Principal de la Dirección se proponen precisas intervenciones en la fachada sur-poniente que no modifican la estructura y el lenguaje original del edificio.

isométrica de conjunto

 

+INFO

Concurso de Anteproyecto para el Campus Educativo de la Academia de Guerra de Chile
Autores: Elton_Léniz + Forma Colectiva
Ubicación: La Reina, Santiago de Chile
Arquitectos: Mirene Elton Pérez, Mauricio Léniz Mejía, Francisco Cruz Padilla, Rodrigo Fernández Berenguer, Ignacio GonzálezCandia y Cristián Merino Gordo
Colaboradores: Camilo Villagrán Oyarzún, Javiera Loayza Molina, Bianca Apolinario Faría, Javiera Benavente Salazar, Loic Kritzinger y Sebastián Ramírez Araneda
Año: 2017