Greece is for Lovers (GIFL) es un colectivo griego fundado por los diseñadores Thanos Karampatsos y Christina Kotsilelou, con el objeto de crear objetos contemporáneos cargados de identidad nacional, mezclando los ingredientes más sabrosos de su país: humor, ironía, indiferencia y extravagancia.

GIFL acaba de diseñar Holy Yoghurt, un contenedor y una cuchara para servir yogur griego inspirado en los techos de hierro ondulado del Monasterio de San Juan el Precursor en Anatoli, Grecia. Holy Yoghurt es una comisión para el número inaugural de Mold Magazine, una plataforma editorial sobre el diseño de los alimentos del futuro.

Los contenedores están hechos de madera de sapele y luego encerados a mano, un logro de Nodus, una empresa con sede en Nueva York. Las cucharas fueron impresas en 3d en acero y bronce.

Inspirados en la noción estereotípica de lo que se considera ampliamente griego, sus diseños comentan las actividades habituales y los patrones de comportamiento tanto del pasado como del presente. Narran un país de origen alternativo, que consta de fantasía, memoria y anhelos.