El estudio británico Miller Kendrick Architects ha resultado ser uno de los ocho ganadores del concurso internacional ”Refugios Épicos” con una pequeña infraestructura de madera prefabricada bautizada como la Cueva de Arturo, un hotel Pop-up instalado en los campos que rodean las ruinas del Castillo Castell y Bere en Gales.

modelo estructural a escala

El proyecto, que fue financiado en parte por el Fondo de Innovación de Productos Turísticos del Gobierno de Gales, se inspira en el antiguo paisaje de Gales, pero utiliza técnicas modernas de construcción. La estructura es una combinación de costillas de madera de abedul producidas por corte de CNC y paneles de revestimiento, que actúan juntos para formar una estructura compuesta.

Las costillas estructurales están compuestas de tres o cinco secciones individuales de madera contrachapada, bien ajustadas entre sí utilizando juntas de “rompecabezas” con un alto grado de tolerancia. Un solo material, la madera contrachapada, proporciona la estructura, la terminación, los accesorios y complementos – incluyendo un fregadero y un baño de madera contrachapada. Las fachadas están revestidas en paneles de alerce galés de origen local manchados de negro, rellenos con aislamiento de lana de oveja. Además, el refugio utiliza iluminación LED alimentada por energía fotovoltaica, se calienta a través de un pequeño registro y cuenta con un WC de auto-compostaje.

arriba: planta general / abajo: sección longitudinal

“La cueva de Arturo” encarna la mitología galés y el folclore, reflejando la leyenda del Rey Arturo que se dice que se habría refugiado en una cueva con sus caballeros. Esta cabaña compacta es la escapada ideal para los habitantes de la ciudad en busca de una experiencia tranquila en el campo gales.

módulo base sistema de rompecabezas