La Universidad de Miño (Universidade do Minho), en Portugal, ha encargado al arquitecto Cláudio Vilarinho el diseño del nuevo Instituto de Ciencia e Innovación para la Biosostenibilidad (IBS) ubicado al interior del Campus de Azurém en la ciudad portuguesa de Guimarães. El nuevo edificio propone una imagen singular y única que rompe la monotonía de un entorno de edificios grises con el objetivo de cautivar el interés de alumnos, docentes e investigadores.

claudio-vilarinho-intituto-ibs-de-ciencias-en-guimaraes-portugal-catalogodiseno-1

La búsqueda de futuros temas de tecnología como parte del programa académico, fue la génesis de la apariencia seleccionada para el edificio. La piel de las fachadas, que es el resultado de una reinterpretación arquitectónica, se retrae del poder simbólico de los efectos ERI (Earth Rights International).

claudio-vilarinho-intituto-ibs-de-ciencias-en-guimaraes-portugal-catalogodiseno-13

El volumen aparece como un bloque monolítico, con una sección en voladizo que se extiende por encima de su entrada principal. Toda la estructura está revestida con paneles de hormigón prefabricados, perforados con aberturas asimétricas de dimensiones variables que le confieren una apariencia orgánica y regulan el ingreso de luz natural al interior de los recintos.

claudio-vilarinho-intituto-ibs-de-ciencias-en-guimaraes-portugal-catalogodiseno-14

La expresión de las fachadas son un guiño al estudio desarrollado por investigadores, al interior del edificio, sobre el uso de los nanotubos de titanio. ”Asociado con los descubrimientos recientes, los nanotubos de titanio tienen, entre otras, las capacidades para reutilizar y producir de forma económica, convirtiéndose, de esta manera, una inspiración para una arquitectura que busca la sostenibilidad como un ideal.” comenta Claudio Vilarinho.

claudio-vilarinho-intituto-ibs-de-ciencias-en-guimaraes-portugal-catalogodiseno-22

Hoy en día, en las oficinas de la UM (Universidad de Miño), se investigan los procesos  sobre la elaboración de materiales, un posible ejemplo es lo que está pasando en el laboratorio de ingeniería civil. ”La tecnología de las celdas solares no ha cambiado mucho con el tiempo, y todavía predominan las células solares de silicio”, explica el Dr. Craig Grimes, profesor de Ingeniería Eléctrica, Ciencia de los Materiales y Diseño en la Universidad Estatal de Pensilvania. “Se gasta mucha energía, 5 gigajoules por metro cuadrado, para fabricar células solares de silicio. Puede argumentarse en primer lugar que dichas celdas nunca recuperan del todo la energía empleada en fabricarlas”.

claudio-vilarinho-intituto-ibs-de-ciencias-en-guimaraes-portugal-catalogodiseno-20

”El nuevo enfoque consiste en desarrollarlas con pigmentos sensibles a la luz, que ya se han fabricado usando nanopartículas y diversos pigmentos. Los investigadores están estudiando los nanotubos de titanio para reemplazar las capas de partículas en el pigmento sensible de las células solares, y su esfuerzo inicial produjo aproximadamente una conversión del 3 por ciento de energía solar en electricidad. La incapacidad de los investigadores para hacer crecer nanotubos de titanio más largos, disminuyó la proporción de la conversión solar.” agrega el Dr. Craig Grimes.
claudio-vilarinho-intituto-ibs-de-ciencias-en-guimaraes-portugal-catalogodiseno-26

Con el fin de desarrollar sinergias comunes, se propone la piel del edificio en elementos prefabricados de un material matriz de cemento. Este material reforzado con micro-fibras, no tiene refuerzo convencionales que pudieran causar problemas de corrosión. Entre otras características, es un material muy dúctil, de plástico, líquido, auto-compatible y permite el control de la grieta y, por tanto, no se agrieta. Esta piel permite la inclusión de pigmento y óxidos y no necesita un mantenimiento constante por lo que dura más que otros materiales comunes. Para terminar, también permite una amplia gama de posibilidades arquitectónicas.

claudio-vilarinho-intituto-ibs-de-ciencias-en-guimaraes-portugal-catalogodiseno-11

Model

planta primer nivel

Model

planta segundo nivel

Model

planta tercer nivel

Model

planta cuarto nivel

+ INFO

IBS | Instituto de Ciencia e Innovación para la Biosostenibilidad

Arquitectura:


Ubicación: Universidade do Minho, Campus Azurém Campus, Guimarães, Portugal

Colaboradores: Carine Pimenta, Catarina Campos, João Pereira de Sousa, Pedro Resende

3ds: Gil Soares

Ingeniería: Isabel Teles (estructura), João Cunha (aguas), António Pelaez (energía), Susana Sousa (acústica), Fernando Ferreira (electricidad), Carlos Mirra (seguridad)

Año: 2015

Fotografías: João Morgado