El diseñador industrial Idan Moskona ha desarrollado un poco tradicional proceso de fabricación de mobiliario a partir de inyecciones de espuma de poliuretano en una combinación de materiales que incluyen textiles, madera y metales. El resultado es una serie de bancas y sillas infladas dominadas por una singular estética derivada de la incontrolable reacción del poliuretano en etapa de inyección (+ en el video).

En la fabricación de los bancos, Idan Moskona inyectó poliuretano en una manga de lycra presa en un marco de madera. A medida que se inyecta más poliuretano en la tela, la espuma se expande para ajustarse a los límites elásticos del material que la contiene. Experimentando con tintas, textiles, tamaños y saturación, un extraño elenco de creaciones frágiles, pero estables cobran vida y convergen en un solo objeto funcional.

idan-moskona-catalogodiseno-2

 

”Como parte de mi proyecto, he experimentado con la creación de muebles aleatorios. Al principio traté de inyectar poliuretano en armazones y esqueletos tridimensionales que estaban envueltos en diferentes telas. Entonces entendí que los podía transformar en objetos de mobiliario aptos para sentarse.” explicó Idan Moskona.

idan-moskona-catalogodiseno-3

idan-moskona-catalogodiseno-1

idan-moskona-catalogodiseno-7

idan-moskona-catalogodiseno-8