La semana recién pasada, en el marco de las celebraciones del Día Mundial del Medio Ambiente, numerosos gobiernos y grandes organizaciones se han comprometido a reducir el uso de plásticos desechables e insostenibles. Uno de ellos fue IKEA, el minorista de muebles más grande del mundo, que se ha comprometido a eliminar todo el plástico desechable de sus colecciones de artículos para el hogar, una medida que podría sentar un precedente en toda la industria.

“Para agosto de 2020, todo el material plástico utilizado en nuestros productos para el hogar será 100% renovable y/o reciclado”, dice una declaración de sostenibilidad publicada el 7 de junio de 2018.

El anuncio forma parte de un compromiso mayor para mejorar significativamente el impacto ambiental de IKEA. La compañía planea revisar por completo sus procesos de fabricación de modo que solo se usen materiales renovables, reciclables o reciclados en sus productos. El objetivo es promover la economía circular, un enfoque donde los recursos se mantienen en uso durante el mayor tiempo posible, y luego se reciclan.  “Desarrollaremos flujos inversos de material de desecho, aseguraremos que las piezas clave de nuestra gama se reciclen fácilmente y adoptemos una sociedad de ciclo cerrado”, detalla el comunicado.

La declaración de IKEA se produce días después de que se revelara que India planea prohibir, para 2022, los plásticos de un solo uso en sus 22 Estados. En las celebraciones del Día Mundial del Medio Ambiente, el primer ministro indio, Narendra Modi anunció su visión para India, la economía de más rápido crecimiento en el mundo, para establecer un ejemplo global de sostenibilidad.

“Es el deber de cada uno de nosotros garantizar que la búsqueda de la prosperidad material no comprometa nuestro medio ambiente. Las elecciones que hacemos hoy definirán nuestro futuro colectivo. Esas elecciones pueden no ser fáciles, pero a través de la concientización, la tecnología y una genuina asociación global, estoy seguro de que podemos tomar las decisiones correctas. Unámonos para vencer la contaminación plástica y hacer de este planeta un lugar mejor para vivir”. dijo Narendra Modi.

La medida, descritas por la Agencia de Naciones Unidas para el Medio Ambiente como “sin precedentes”, afectarán a 1.300 millones de personas que viven en la India.

Otros países que anunciaron nuevas iniciativas medioambientales fueron Kenia, que se comprometió a prohibir las bolsas de plástico, y Sri Lanka, que prohibirá la espuma de poliestireno. Del mismo modo, China anunció que introducirá bolsas biodegradables. Al igual que India, las Islas Galápagos, que son parte de Ecuador, también dijeron que prohibirán los plásticos de un solo uso.

El plástico usado es uno de los problemas ambientales más grandes del mundo. Según estudios recientes, cada año se agregan 12 millones de toneladas de plástico a los océanos, con un peso de hasta 60,000 ballenas azules adultas. También se han descubierto microplásticos de cosméticos, productos para el baño y neumáticos para vehículos en el agua domiciliaria y en los alimentos en todo el mundo.