El estudio austriaco INNOCAD, en cooperación con United Everything for graphic design, ganó el concurso de diseño de interiores para la sede central del grupo ÖBB, la empresa que administra los Ferrocarriles Federales austriacos y los ferrocarriles Liechtenstein. El diseño de las nuevas oficinas ubicadas en Viena, capital de Austria,  resaltan las nociones de movilidad y viajes.

La estrategia funcional del concepto pretende reflejar la demanda mucho mayor de comunicación, especialmente la comunicación espontánea, con el objetivo de crear un entorno de trabajo moderno. Al mismo tiempo, el espacio reconoce la necesidad de privacidad y concentración. El espacio resultante se define visiblemente con una zonificación clara de áreas funcionales para necesidades muy diferentes.

El corazón del diseño es una cortina móvil de 3,6 km de largo que abarca los 23 pisos. Esta cortina incorpora diseños gráficos que expresan las características de los recintos que va encerrando y al mismo tiempo representa un viaje que revisa el recorrido de la línea férrea.

Las secuencias de imagen se convierten en un paisaje artístico y se basan en el gráfico de líneas algorítmicas como el elemento básico del diseño corporativo de la empresa. De este modo, se desarrolla una rítmica del paisaje de paso y la movilidad como una secuencia de sensaciones visuales en combinación con la aceleración y la desaceleración.