La nuevas instalaciones para la Universidad de Piura (UDEP), en Perú, se conciben como una extensión del árido bosque de Algarrobos que caracteriza el desierto del norte del Perú, proporcionando sombra en un clima cálido y seco. Las aulas genéricas y las oficinas de facultad en el campus UDEP, situado en el cálido desierto en el norte de Perú, son la oportunidad de brindar a los estudiantes el espacio necesario para el aprendizaje informal entre clases, potenciando circulaciones abiertas, protegidas del sol abrazador.

El conjunto diseñado por Barclay & Crousse es una constelación de 11 edificios unidos por un sistema de rampas y callejones, patios y jardines dentro de un perímetro cuadrado de 70 x 70 m que recuerdan las fortificaciones de una ciudad amurallada. Cinco unidades típicas se ensamblan dentro de este cuadrado para producir una gran variedad de espacios abiertos pero protegidos para estudiantes y miembros de la facultad, con instalaciones como espacios informales de lectura, cafeterías, salas de reuniones y recepción, destinados a proporcionar espacios confortables que promuevan la interacción entre los usuarios.

Los 11 volúmenes insertos en el edificio ubicado a 1.000 kilómetros al norte de la capital peruana presentan superficies angulares que otorgan a cada uno de ellos un carácter único. Los volúmenes son dimensionados y proporcionados de forma diferente según las actividades que se lleven a cabo dentro de ellos, con espacios intermedios que contienen jardines, escaleras sombreadas y pasillos que presentan oportunidades para encuentros espontáneos. Los espacios creados entre los volúmenes son intersticiales y laberínticos, lo que provoca una serie de posibilidades desatendidas a la reunión, el descanso y el paseo.

Los techos en voladizo que cubren los volúmenes de dos y tres pisos evitan que la luz solar directa se sobrecaliente en los diversos espacios comunes, que incluyen áreas que incorporan bancos angulosos de hormigón armado y asientos escalonados. En algunos lugares, las brechas entre los techos permiten vislumbrar el cielo, y también garantizan que la luz natural y la ventilación lleguen a los espacios inferiores.

Las fachadas exteriores del gran perímetro están totalmente construidas en hormigón armado lo que le confiere una estética monolítica al edificio. En ellas, múltiples aberturas incorporadas facilitan el movimiento a través del edificio y crean rutas que pueden usarse para navegar por el campus.

Dependiendo de la orientación y la relación con la naturaleza circundante, algunas de las elevaciones están revestidas con lamas verticales que dejan entrar mucha luz, mientras que otras incorporan bloques perforados prefabricados para permitir que ingrese filtrada.

“Nuestro proyecto tenía como objetivo principal crear un ambiente de aprendizaje más que un tipo o forma arquitectónica. Consideramos que el edificio debe ser capaz de enclavar el aprendizaje informal: encuentros casuales para intercambiar ideas entre estudiantes y profesores, en un ambiente amistoso”. dijeron los arquitectos peruanos, Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse.

planta baja (acceso)


+INFO

Instalaciones para la Universidad de Piura
Arquitectura: Barclay & Croousse
Ubicación: Piura, Perú
Arquitectos: Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse
Asistente: David Leininger
Ingeniería estructural: Higashi Ingenieros
Gestión técnica: SICG SAC
Contratista: Huarcaya Construcción
Superficie: 9.500m2
Fotografías: Cristóbal Palma