El despacho británico Invisible Studio ha reciclado material de construcción para dar forma a un inodoro de compostaje (o ”baño de cajón”) instalado a pocos metros de su propio taller ubicado en un bosque cercano a Bath, en Inglaterra. Se trata del primero de una serie de ejercicios de refugios experimentales construidos con madera reutilizada que son de bajo costo y no tienen un impacto ambiental para el entorno.

invisible-studio-bano-de-cajon-long-drop-catalogodiseno-9

El pequeño recinto, con sus 12m2 y de color negro, se instala sobre una pendiente pronunciada salvada por una pasarela que ofrece no sólo acceso, sino una perspectiva para contemplar este baño que bien podría ser una pieza de Land Art

En el exterior la estructura esta revestida por tejas de fibrocemento y una puerta hecha de láminas de policarbonato color rojo. Los paneles de aglomerado en el interior del inodoro se dejan expuestos y se utilizan como soporte para suspender una sola linterna.

invisible-studio-bano-de-cajon-long-drop-catalogodiseno-7

Las instrucciones para el uso correcto se escriben en una pizarra en la pared detrás del asiento del inodoro: ”Todos: Por favor sentarse para orinar (hombres y mujeres). Cuando hayas terminado, todos los papeles van por el ducto de atrás, no adelante. Tampones o similares, al basurero disponible. Después de defecar, vierta en el inodoro dos cucharadas del balde.”

invisible-studio-bano-de-cajon-long-drop-catalogodiseno-1

El fundador de Invisible Studio, Piers Taylor, reclutó a un equipo de voluntarios y amigos no calificados para construir el inodoro a partir de materiales extraídos del bosque circundante. El material de desecho es depurado y se recoge para su uso posterior como fertilizante.

invisible-studio-bano-de-cajon-long-drop-catalogodiseno-4