En un bosque distante a unos 100 kilómetros al norte de Nueva York, Estados Unidos, el estudio local JacobsChang Architecture ha instalado Media Casa del Árbol (Half-Tree House), un pequeño refugio de 33m2 y un sólo espacio levantado con un presupuesto de 20.000 dólares. El volumen negro se encuentra en una zona escarpada, aislado de la propiedad principal, sin acceso vehicular, sin agua corriente y sin electricidad.

Desde el principio, el proyecto se planteó dos directrices: diseñar una estructura que pueda ser construida por constructores amateurs de fin de semana y considerar un presupuesto de construcción limitado.

La topografía presentó un desafío difícil. En un esfuerzo por minimizar el trabajo de obra (en este caso, palas de mano) y para eliminar la necesidad de grandes zapatas (fundaciones aisladas), muros de contención y hormigón bombeado, la arquitectura se eleva por encima del suelo y se apoya en los árboles. Las zapatas de sonotube anclan las esquinas ascendentes en la pendiente mientras que la mitad del peso de la estructura se distribuye a dos árboles existentes.

planta general

Las vigas de madera de ingeniería forman el perímetro con madera de construcción estándar para todos los entramados intermedios. Tres puertas de vidrio pivotantes de perfil metálico de 8’x8 ‘ (el mayor gasto individual), fueron fabricadas fuera de sitio, selladas e instaladas en el lugar con vidrio doble.

Las tablas exteriores e interiores de pino fueron secadas en horno al interior de la propiedad. Para minimizar el mantenimiento y resistir largos inviernos húmedos, las tablas exteriores se tratan con el tradicional alquitrán de pino escandinavo. Las paredes interiores y el techo están pintados y el suelo está protegido con un sellador mate transparente.

El espacio se calienta con una salamandra y la energía, si es necesaria, se obtiene de un generador portátil. La construcción entera fue realizada por sus dos propietarios más la ayuda irregular de amigos los fines de semana.