Los estudiantes daneses de la Royal Danish Academy of Fine Arts (Real Academia Danesa de Bellas Artes), Frederik Nystrup-Larsen y Oliver Sundqvist, se han graduado del programa de diseño con una serie de jarrones de concreto pigmentado llamados ”Mater”. El proyecto surgió como un modo de enfrentar los regalos de navidad para cada una de sus madres, aunque en el camino el objetivo inicial comenzó a tener otras aspiraciones.

Luego de publicar sus creaciones en Instagram, el restaurante danés Noma, uno de los más prestigiosos de Copenhague, encargó a los recién graduados el diseño de algunos jarrones personalizados. Fue tal el éxito de la exposición que recibió el trabajo de estos diseñadores en el restaurant, que ahora ambos se encuentran cumpliendo con encargos personalizados y atendiendo consultas de distribuidores internacionales.

Cada jarrón ”Mater” está hecho en un molde personalizado, lo que significa que no hay dos iguales. Y aunque están destinados a sostener ramas o flores, los más grandes son del tamaño de un taburete o una mesa auxiliar; gracias a su peso, pueden simplemente voltearse y usarse simplemente como eso.