Apelando una vez más a su enfoque transhumanista, el artista y diseñador ucraniano Konstantin Kofta ha diseñado una silla que se ha fundido con el cuerpo de su usuario absorbiendo parte de su espina dorsal en el respaldo. La silla Architector ha sido diseñada por Kofta exclusivamente para WDSTCK, un colectivo holandés que explora el equilibrio entre el arte y el diseño para instalar objetos emotivos en la vida cotidiana. Como en otros de sus trabajos, ”Architector” extrae formaciones orgánicas para incrustarlas en los materiales que redefinen la relación emotiva entre el usuario y los productos.

”Los diseños que creamos son sencillos y sin embargo crean una tensión que desencadena la imaginación. Atesoramos el temperamento de cada material y la mano que hace nuestros objetos para enfatizar la narrativa que la naturaleza tiene para ofrecer.” dice WDSTCK