Lanificio Leo es la fábrica textil más antigua de Calabria -Italia- que continúa con una flota monumental de máquinas de finales del siglo XIX con las que se crean colecciones contemporáneas de textiles para el hogar y pequeños accesorios de moda. Es uno de los ejemplos más significativos de empresa-museo en el que la lógica de la producción orientada al diseño y los valores relacionados con el patrimonio industrial se integran en un modelo de gestión que combina “hacer negocios” con herramientas culturales. A continuación, algunos de los productos que se exhibirán en la Milan Design Week 2018:

El patrón ”Punto Pecora” ha sido abstraído del logotipo de Lanificio Leo: la imagen de un cordero. El dibujo, llevado al límite de la representación figurativa, se convierte en la unidad mínima que se puede reproducir dentro de la tela. Este pequeño signo, por lo tanto, se desarrolla en diferentes escalas para obtener la familia de tartánes Punto Pecora S, M, L. Producido por primera vez en 2005, en 2015 se celebró su décimo aniversario con una edición limitada y una combinación de colores especial. En estos años se publicó en varias revistas internacionales de mobiliario y diseño, fue parte de varias exposiciones, ha sido seleccionado para el Índice de Diseño ADI y recibió el Premio Committenza Aiap.

Con la tela ”Punto Punto” Lanificio Leo fue más allá en su investigación sobre el concepto de abstracción del signo en representación figurativa de tejido jacquard, que comenzó con el ”Punto Pecora”. Las tarjetas que se montan en el telar Jacquard son franjas muy largas de hojas rectangulares perforadas, que se necesitan para transferir la información gráfica durante el proceso de tejido. Cada hoja, hecha por tres partes, define las instrucciones para una inserción de trama. Acá se ha seleccionado solo una parte de una hoja usadas para el ”Punto Pecora”. El patrón hecho por los agujeros de este cartón, magnificado y repetido, dio forma a un nuevo patrón que contiene, una vez más, una pequeña parte de la marca Lanificio Leo, pero esta vez la forma figurativa del cordero es puro concepto.

Una página escrita es como una serie de signos tejidos que inmediatamente nos proporcionan, antes de cualquier interpretación, diferentes tipos de información, como el género literario al que pertenece el texto. Los caligramas de Apollinaire son poemas en los que el significado se expresa tanto por la forma tipográfica como por el contenido. Cada tela está tejida con puntadas, colores e hilos que forman un alfabeto imaginario. Cada tela es “poesía visual”; La tela ”Il Pleut” se inspira en la forma visual del caligrama del mismo nombre de Apollinaire. La lluvia de las cartas de Apollinaire se transforma en una lluvia de puntos de urdimbre y trama, compuesta de una manera que, repetida en toda la tela escocesa, da la impresión de un diseño delicado.

La colección de Lanificio Leo es parte de Design Language, una exposición comercial anual que en 2018 utiliza la hospitalidad como punto de partida. ”No importa cuántos idiomas se hablen, el diseño es uno de ellos, y no importa dónde estemos en el mundo, el sello distintivo del diseñador es especialmente adecuado para hacernos sentir como en casa en lugares lejanos.” dice la organización.

Entre el 17 y el 22 de abril de 2018, la exposición colectiva mostrará el trabajo de 13 marcas y estudios para revelar la estratificación del diseño y la diversidad de los lenguajes de diseño a través de productos cotidianos.