Las arquitectas argentinas Clara Inés y José María Lopez Novotny han finalizado ”Casa Cañuelas” en un barrio privado ubicado en la zona sur de la ciudad de Córdoba, Argentina. La casa diseñada por las fundadoras de LN Arquitectura se instala sobre un terreno plano, estrecho y profundo que llevo a optar por un planteo simple en donde todas las aéreas funcionales se abren al este y a una cancha de Golf y se cierra a las vistas laterales y construcciones vecinas.

La casa, encargada por una familia de 6 personas, se plantea en dos niveles que articula los usos. En la planta baja se organizan todos los ambientes sociales de la casa, estar comedor, salón familiar, servicios, escritorio de trabajo. En planta alta se ubican los recintos privados con los dormitorios mas un estar-estudio.

El planteo formal es simple. Una bandeja en ”U” de hormigón armado posada sobre un zócalo de piedra, vidrio y metal. Esta bandeja genera una gran zona de semi sombra que configura la galería y por otro lado permite el desarrollo de una gran terraza de expansión de todos los dormitorios de planta alta.

La planta es simple, casi cuadrada salvo el apéndice de la cochera. Esta organizada alrededor de un gran hall distribuidor de doble altura con la escalera. Se han previsto grandes superficies acristaladas en todas las áreas sociales y en el escritorio así como en todos los ambientes de planta alta permitiendo que la luz y el jardín estén siempre presentes en la casa.

La ”bandeja” esta construida en hormigón visto. Tanto tabiques como losas macizas, se realizaron con encofrado de tablas de madera de pino de 6”. Vibrado y con fluidificante, este hormigón se manifiesta tanto en los exteriores como en el cielorraso de la galería. En los interiores se interrumpe para dar paso a superficies lisas y limpias. Así todas las terminaciones son de yeso pintado.

Un atributo del proyecto es la flexibilidad en la organización del uso de los espacios sociales. Así, con la apertura o cierre de las puertas corredizas se puede combinar y aislar usos según las necesidades. De este modo se dejo previsto un conjunto de puertas corredizas embutidas entre living y el comedor y otro entre este y la cocina. Esto permite la simultaneidad de uso y el desarrollo de diferentes reuniones o actividades con independencia.