El estudio español Lucas y Hernández-Gil Arquitectos, junto a su área de desarrollo de mobiliario, Krestadesign, han finalizado un proyecto de reconversión y renovación integral en el casco histórico de Ayllón, municipio español ubicado en la región de Castilla y León. Se trata de la adecuación de dos viviendas contiguas, en estado de ruinas y ubicadas a un lado de la Plaza Mayor, que se han transformado en Hotel a partir de una aproximación al estilo rústico pero desde una perspectiva más ligera y contemporánea.

El programa se articula entorno a un patio y cuenta con 18 habitaciones, todas distintas y tres comedores concatenados. En el hotel han trabajado artesanos locales y se han empleado materiales de la zona, piedra, maderas y cal.

”Nosotros definiríamos el edificio como “sencillo y austero pero cálido y confortable”,  una reinterpretación contemporánea del estilo rústico. Se ha buscado crear un efecto de sencillez y sobriedad, que el espacio en sí mismo aporte sosiego y tranquilidad con matices de color en la decoración que aportan frescura, como las amapolas en los campos de trigo castellanos típicos de la zona.” dijo Lucas y Hernández-Gil Arquitectos.

En la intervención, la arquitectura popular ha quedado despojada de elementos añadidos. Esta base de sobriedad castellana se enriquece con muebles clásicos de diseñadores nórdicos, buscando un contrapunto entre la austeridad de los espacios y el refinamiento y precisión de los muebles de madera.

El proyecto fue un ejercicio de adaptación del programa del hotel a una geometría muy irregular, típica de la arquitectura popular de la zona. Eso se convirtió en una de las fortalezas del proyecto donde todas las habitaciones son diferentes.

El hotel está dentro del casco histórico de Ayllón, que es un conjunto protegido, por lo que se preservaron todas las fachadas.