El colectivo español Luzinterruptus finalizó el 2017 con una  nueva instalación que trata de visualizar, de manera dramática, el exceso de plástico en el planeta. Se llevó a cabo en Madrid, por invitación del festival Luna de Octubre en las fuentes de Cibeles, Neptuno y Apolo, las más emblemáticas de Madrid y que están situadas en el Eje Prado-Recoletos.

”Islas Plásticas”, es una adaptación de la pieza Isla Plástica que el colectivo instaló en Trafalgar Square, para el festival Lumiere London 2016. Esta vez, el propósito fue el mismo: Recrear, a pequeña escala, ese octavo continente de plástico y basura que va apoderándose alarmantemente de grandes extensiones del Pacífico, ante la distante mirada de los gobiernos que, bien por su falta de interés, o su incapacidad para resolverlo, están dejando que una masa de unos 4 millones de toneladas de plástico, dé forma a unos 22.200 kilómetros de superficie irregular con una profundidad de treinta metros bajo el mar, que esta destruyendo gran parte de la fauna marina y mutando el ecosistema.

Para intervenir las 3 fuentes se utilizaron más de 60.000 botellas recicladas, que durante más de 3 meses fueron recopiladas, mediante un llamamiento a empresas, pequeños establecimientos, envasadoras, plantas de reciclaje y organismos oficiales que generosamente nos donaron su consumo.

”Tuvimos que desarrollar una complicada logística, ya que la manera de reciclar en Madrid hace imposible recuperar envases directamente de la basura de los ciudadanos y de los vertederos, a los que ya llega compactada y destrozada. Pero finalmente logramos el material necesario para colapsar las tres fuentes en todos sus niveles, cubriendo la superficie total de agua con una capa de botellas, en la que no quedaba libre ni 1 cm2.” dijo Luzinterruptus.

Luego de reunir todo el material y disponerlo en las fuentes se iluminó y dejó expuesto durante la noche, para que la gente pudiera pararse a mirarlo y quizás a reflexionar sobre el uso masivo de un material tan peligroso y difícil de hacer desaparecer.