La ”piedra de Ollare” (esteatita o piedra jabón) es un material muy antiguo y precioso que se ha utilizado durante siglos para hacer chimeneas, estufas y ollas. Como todo lo que se produce, genera sobras que luego se tratan como desechos y se tiran a la basura. La esteatita está hecha de magnesio y talco, pero también contiene hierro, que es la razón por la que cambia de azul a marrón cuando se calienta por encima de los 800 °.

El polvo de piedra, mientras cambia su color, también comienza a derretirse y se vuelve duro como piedra nuevamente. Este material en la naturaleza se llama arenisca y tiene propiedades muy diferentes de la esteatita. Es una piedra hecha con arena y eso la hace altamente porosa que es lo que más fascinó a la diseñadora italiana Maddalena Selvini para producir ”Arena”, su más reciente proyecto.

”Lo que sorprende es, de hecho, el alto e inmediato nivel de absorción que hace que un líquido desaparezca mágicamente tan pronto como toca la piedra. Es por eso que ”Arena” se convierte en una planta y en un contenedor de brotes o un difusor de aroma cuando se expone a una llama. Así es como ”Arena” se funde perfectamente con todo lo que está vivo en nuestro planeta.” aseguró Maddalena.

La arena es el elemento más árido de la tierra, detectado por el agua y mezclado con restos de piedra. En la naturaleza es generado por el flujo perpetuo de ríos, olas y mareas que consumen los volúmenes geológicos que encuentran, convirtiéndolos en polvo: arena agotada que descansa en las costas y vive en los desiertos.

Hay una forma de automatismo y necesidad en la forma de vida, y la misma inevitabilidad dictada por la naturaleza se puede encontrar en el flujo de materiales naturales moldeados por el hombre. Cualquier actividad humana que use piedra, produce residuos y polvo que, como en la naturaleza, cae y se deposita en las áreas liminales, en las esquinas de los talleres donde se ha generado.

Inmóvil y silenciosa, enfrentando la gravedad e intentando tomar el menor espacio posible. Al igual que en la arena de la naturaleza a través de la sedimentación se convierte en roca, de la misma manera que el polvo producido por la fabricación de ”piedra de Ollare”, expuesta a altas temperaturas, se solidifica convirtiéndose en la arena de los fascinantes fenómenos naturales.