Basados en el concepto curatorial del programa de arquitectura de la 5ta Bienal de Arte Contemporáneo de Maia, ideado por Andreia Garcia, “Forma Ilimitada”, el colectivo ítalo-portugués, Moradavaga, desarrolló una pieza que podría cumplir el lema de “exploración ilimitada de la forma en un contexto dialógico entre el arte y la arquitectura , experiencia y apropiación, proceso y difusión “.

En este marco, “Focus” es un dispositivo similar a un periscopio que actúa como un gesto artístico disruptivo que introduce un objeto colorido en un entorno neutral y casi monocromático, señalando, de una manera inusual y algo intrigante, la entrada al centro cultural del municipio portugués.

La pieza se apropia de un componente industrial, un conducto HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado), y le da un toque funcional al teñirse de rojo y ensamblar una estructura tubular de 14,4 metros de largo sobre zancos metálicos con siete aberturas que permiten el mismo número de perspectivas revueltas de su entorno, capaz de extender las vistas más allá de los límites dimensionales del objeto y llegar más lejos a través de un conjunto de espejos instalados dentro de su cuerpo.

La intención del colectivo liderado por Manfred Eccli y Pedro Cavaco Leitão es dar un propósito interactivo y lúdico a la pieza y cuestionar el aspecto representativo del arte público, infundirle nuevos significados y proponer diferentes formas de apropiarse y dialogar con el territorio urbano en cuestión.