Al oeste de Muscat, en la costa del Golfo de Omán, un nuevo mercado de pescado se ha convertido en un nuevo punto de referencia en el paseo marítimo del animado distrito de Muttrah. El Mercado de Pescados de Muttrah, diseñado por Snøhetta, se creó para servir como un punto focal para la comunidad de Muttrah y al mismo tiempo servir de centro operativo para la próspera industria pesquera de Omán, en Medio Oriente.

La ciudad de Muttrah es conocida por su larga historia de comercio, su puerto característico y sus antiguas tradiciones pesqueras. Situado cerca del mercado de pescado original de la ciudad, construido en 1960, el nuevo mercado marca una continuidad de las tradiciones comerciales y pesqueras de la región, al tiempo que satisface la necesidad de Omán de adaptarse a la creciente industria turística del país.

Combinando la tradición con la innovación, el mercado de pescados de 4.000 metros cuadrados está diseñado para unir con gracia lo viejo y lo nuevo. El generoso espacio crea un lugar de encuentro público donde los pescadores locales y turistas de todo el mundo se reúnen bajo el mismo techo.

El concepto arquitectónico está inspirado en las cualidades lúdicas de la luz y la sombra que genera una pared radial doble que define la espina dorsal del nuevo mercado de pescados. Visto desde lejos, se puede observar cómo la pared curva se relaciona con la forma radial de la costa y el área más amplia de la bahía, interactuando con la calle al exponer las escaleras desde las terrazas de los techos en las aberturas a lo largo de la cornisa.

Al referirse tanto al antiguo paseo marítimo como a la continuación del paseo costero, el mercado de pescados define los límites del espacio público, interconectando la ciudad, las montañas y el paseo marítimo.

En el nivel de calle, el nuevo mercado mejora el entorno público formando un dosel dinámicamente sombreado, organizando los espacios debajo de él. La forma del dosel se deriva del flujo sinuoso de la caligrafía árabe. Sigue la lógica de un movimiento lúdico de luz y sombra construido a partir de costillas de aluminio que proporcionan sombra, ventilación natural y una apariencia efímera.

Al ingresar al mercado de pescado, los visitantes se sumergen en un animado mercado que ofrece más de 100 vendedores y faenadores de pescado, así como un nuevo mercado de verduras y frutas. La nueva instalación también ofrece refrigeración, empaques y espacios de almacenamiento junto con oficinas, cafeterías y un restaurante en la azotea.