El estudio holandés MVRDV revela los diseños para su primer proyecto en los Emiratos Árabes Unidos, Pixel, un desarrollo residencial de 76,000m2, que incorpora más de 15,000m2 de espacio comercial y retail, programado para 2020 y formando parte del Distrito de Fabricantes de Abu Dhabi, un plan maestro de 18 hectáreas por Imkan Properties, frente al Distrito Cultural de la Isla Saadiyat. El proyecto combina el trabajo, la vida y varios estilos de vida alrededor de una plaza central peatonal.

Pixel consistirá en siete torres de mediana altura que incluye espacios comunitarios en niveles inferiores, formando una mezcla diversa de 480 apartamentos residenciales de diversos tipos y tamaños, en niveles superiores. Ubicada en Makers District, los siete edificios residenciales del proyecto flanquean una activa plaza central pública diseñada por la firma danesa BIG. El desarrollo se beneficia de estar frente al centro cultural de la isla Saadiyat, sede del Museo Nacional Zayed, el Louvre Abu Dhabi y el Guggenheim Abu Dhabi.

“Como parte del desarrollo del distrito portuario de Makers District, Pixel ofrecerá una vida contemporánea en un entorno dinámico para futuros residentes, así como para creativos locales e internacionales”, dice Jacob van Rijs, cofundador de MVRDV. “Todas las fachadas de las torres combinan el hormigón con cerámicas luminosas en el interior, un guiño al patrimonio de perlas de la región”.

El diseño de MVRDV responde a la visión del cliente de una torre ”pixelada” para diferentes usuarios mediante la creación de un valle de torres en erupción que crean una sensación similar a la de un pueblo con distintos espacios y cubiertas, exponiendo la plaza central y el corazón del Distrito Makers.

Pixel combina diferentes estilos de vida y ofrece apartamentos tipo estudio para la mentalidad milenaria en todos los niveles, mientras que algunos de los apartamentos más lujosos con grandes terrazas se encuentran en niveles más bajos, en vez de en la parte superior, y dan directamente a la animada plaza central. Las siete torres forman una composición sólida, completa con un diseño de fachada sobrio y minimalista, particularmente en las áreas de la periferia que dan a las tranquilas plazas de bolsillo.

Solo después de ingresar a la plaza central, el proyecto se “revela” a los visitantes y residentes. Todos los edificios tienen una fachada distinta que mezcla cerámica natural y concreto para reflejar las condiciones climáticas locales. El proyecto adopta una configuración de “mini torre” distribuida en siete torres de mediana altura y relativamente delgadas, lo que le da una escala humana. Todas las torres están orientadas para responder a las condiciones locales de sol y viento, al tiempo que maximizan las vistas del paseo marítimo y del paisaje circundante.

El corazón de Pixel es su plaza totalmente peatonal alrededor de la cual se organizan todos los edificios. La plaza es accesible desde múltiples puntos mientras que al mismo tiempo mantiene una dirección volumétrica que dirige un mayor flujo de personas desde la playa adyacente, el paseo marítimo, el puerto deportivo y el espacio público para eventos “The-Artery” hacia la ciudad.