En medio de un bosque ubicado en la ribera del Hood Canal, uno de los cuerpos de agua menores que constituyen el Mar Salish en el Estado de Washington, aparece esta compacta cabaña del estudio estadounidense MW Works, revestida con tablas cedro desgastado y hormigón ennegrecido. Concebida como “una simple caja con grandes aberturas talladas”, la cabaña se eleva en dos niveles que suman una superficie de 106 metros cuadrados.

La ”Little House” fue diseñada por el estudio con sede en Seattle como casa de vacaciones para un cliente de Houston que ha pasado muchos veranos en la zona y han visitado a familiares en una propiedad cercana. De planta rectangular, la cabaña se construyó sobre una losa existente de seis por seis metros. La premisa fundamental fue diseñar una vivienda compacta que fuera eficiente y relativamente fácil de construir.

“La losa existente sirvió como una herramienta efectiva para guiar el proceso de diseño. El foco fue puesto en lo esencial, y los extras fueron eliminados por el deseo y la necesidad”. dijo MW Works.

En las fachadas norte y oeste, los tramos de vidrio proporcionan una fuerte conexión con el paisaje natural. Los otros lados de la cabaña se dejaron en su mayoría opacos para proteger las vistas desde el camino de entrada y las propiedades vecinas. En la elevación sur, el equipo incorporó un nicho para almacenar leña. En el lado sur, un delgado dosel alberga un porche y marca la entrada principal. Otra terraza, ubicada en la esquina noroeste de la casa, se extiende hacia el paisaje y sirve como punto de partida para el sistema de senderos que desciende hasta la orilla del agua.

Dentro de la vivienda, el nivel de acceso contiene un vestíbulo, una cocina y una sala de estar y comedor de planta abierta, mientras los paños vidriados de piso a techo ofrecen vistas hacia el agua y el entorno montañoso. En el piso superior los arquitectos ubicaron dos dormitorios y un baño compartido.

Para aislar el interior, las paredes están revestidas con tableros de fibra de densidad media (MDF) ligeramente pintados y contrachapado de pino. En el nivel superior, los tragaluces traen la luz del día y ofrecen vistas nocturnas del cielo estrellado además de amplificar la sensación del espacio.

planta nivel de acceso