El diseñador español Nacho Carbonell le ha dado un giro al uso tradicional de mallas metálicas en su serie de lámparas Light Mesh. Modelando el material en torno a la fuente de luz, el diseñador graduado en la Design Academy Eindhoven, crea pantallas grumosas que expresan un movimiento orgánico muy alejado del ámbito de acción tradicional de las mallas. Las lámparas de pie, una araña de luces y una lámpara de mesa extienden la serie iniciada anteriormente para ser ahora exhibidas en el marco de la feria de arte The Armony Show en Nueva York, para una comisión de  Carpenters Workshop Gallery

Al igual que las envolventes, las perforaciones en el metal también son de diferentes tamaños para ofrecer una gama de efectos de iluminación, mientras que los pigmentos se utilizan para producir tonos de azul y rosa. Las luces LED se esconden detrás de la malla metálica, sostenida por un soporte de metal soldado que se ramifica en diferentes direcciones como si se tratara de un árbol.

La estructura de soporte se deja como un tallo en la base de la araña, pero para las otras luces, Carbonell diseñó bases igual de orgánicas que las pantallas ensamblando materiales que encontró en su estudio, como malla, papel, metal y silicona.