Wearable X es una empresa de moda de origen australiano, pero con operaciones en Nueva York, que reúne diseño y tecnología para crear una mejor calidad de vida. Su primer producto fue un sistema de ropa interior con vibradores que facilitaban sesiones de sexo virtual a parejas que se encuentran a distancia. Esta vez, y utilizando parte de la misma tecnología que su predecesor, la empresa, liderada por Billie Whitehouse y Ben Moir, presenta Nadi X, una línea de ropa inteligente para la práctica del yoga que escucha y responde a los movimientos del usuario, guiando y corrigiendo sus posiciones a través de tecnología integrada.

Usando feedback vibratorio, las calzas, envían pulsos suaves alrededor de las caderas, las rodillas y los tobillos gracias a cinco sensores integrados en la tela que se conectan, a través de Bluetooth, a una aplicación de smartphone complementaria para determinar en qué posición de yoga está el usuario.

La aplicación muestra la posición y utiliza la vibración para ofrecer retroalimentación sobre los lugares que el cuerpo necesita ajustar para mejorar la posición. Los impulsos son alimentados por una batería, que está recortada detrás de la rodilla. Las vibraciones varían, dependiendo de cómo el cuerpo necesita ser alineado.