El estudio neoyorquino ODA Architecture ha solicitado los asombrosos servicios de registro y producción audiovisual de Miguel de Guzmán y su estudio Imagen Subliminal para expresar las intenciones detrás de 251 First Street, un edificio de vivienda colectiva ubicado en Brooklyn, exactamente en la intersección de la 4ta Avenida con la 1era calle, que escenifica los procesos de transformación del barrio a través del tratamiento de un volumen que responde de manera ambivalente a cada una de las calles.

”La única cosa constante en la vida es el cambio, y la evolución de Brooklyn desde el barrio soñoliento al epicentro cultural se ve mejor y se siente a lo largo de la bulliciosa 4ta Avenida. La tensión excita a lo largo de esta calle principal. En el corazón de esta dicotomía vive 251 1st Street, un diseño que habla del cambio generacional del vecindario, así como la transición que se siente cuando la 4ta Avenida se encuentra con la 1era calle.” dijo ODA Architecture.

Mientras que la mayoría de los edificios en este distrito se definen por un volumen de sección continua, la geometrías torcida de este nuevo edificio de vivienda levantado en estructura de hormigón y fachadas de vidrio, destaca la transición de la esquina de la avenida principal a la calle lateral residencial. El diseño de la fachada disipadora está situada para atraer a la 1ra calle, personificando las fuerzas que tiran y atraen a la 4ta avenida.

Como resultado, los cambios de barrio a gran escala se expresan a través del diseño arquitectónico y un estrecho, personal sentimiento de intimidad se impregna en la construcción y volumen. Por lo tanto, las experiencias sensoriales y alrededor del edificio son más naturales para los residentes y vecinos, libres de esquinas rígidas y bordes duros, reemplazadas por líneas suaves y espacios expuestos.

Al casarse con dos escalas y tipologías distintas, arquitectos e ingenieros han personificado el contexto y la transición de este barrio a través del diseño arquitectónico. En su núcleo, ”251 1st Street”
aborda la naturaleza adaptativa de las ciudades y el gran potencial de cambio positivo cuando la técnica, la imaginación y la dinámica están alineadas.