El equipo de Estudio DMA, en colaboración con el diseñador Gonzalo Diaz Malbran, desarrolló una matriz modular que permite reconfigurar los espacios existentes de una antigua casa familiar en nuevos espacios de trabajo en el Barrio Villa Belgrano, en Córdoba, Argentina. La intervención para alojar las nuevas oficinas de Croppers, utiliza esta matriz para responder a la necesidad de una empresa horizontal y flexible en su modo de trabajar.

Desde la configuración del piso, los nuevos planos virtuales que configuran muros y cielorrasos permeables, hasta el equipamiento, responden a la matriz tridimensional. Como resultado se obtiene un lenguaje integralque aporta identidad y coherencia a los 250 mts cuadrados cubiertos.

La matriz tridimensional permitió, al comienzo del proyecto, unificar virtualmente todos los espacios y tener un mejor entendimiento al momento de la re-estructuración de la arquitectura para obtener espacios más fluidos

Además de unificar y definir nuevos espacios de trabajo. La matriz tridimensional se materializa en una estructura de caño de acero, con revestimiento blanco, diseñada para crear espacios de guardado, bibliotecas, y el soporte para la colocación de macetas. Todo esto permite que los integrantes personalicen las áreas de trabajo

El fenólico de eucaliptus, placa de madera industrial, es el material que prima en el proyecto. Por un lado el piso, proyectado en  módulos de 1,2mts x 1,2mts. Revestido con pintura epoxi, utilizando una técnica que le brinda un aspecto industrial, y un acabadosatinado utilizando cera virgen.

Las mesas de trabajo, y de reuniones en equipo, fueron proyectadas llevando al máximo sus dimensiones, teniendo en cuenta espacios de guardo ocultos para cada puesto de trabajo, y la conectividad eléctrica para todos los dispositivos. A esto se les suman el escritorio de recepción, estantes,biombos y revestimientos que aportan calidez a todos los espacios.

El equipo de diseñadores optó por nivelar la altura de los espacios en busca de lograr espacios acogedores, para esto crearon un plano horizontal suspendido, de iluminación led, con más de 50 luces/bombillas que pueden prenderse por sectores. Un espacio informal para reuniones privadas muestra el mapa mundial para fijar los nuevos mercados en un muro revestido con Goma Eva impresa.

El proyecto se teje junto con la imagen visual de la empresa, trasladando sus valores a través de ilustraciones y murales, que se adaptan a la función de cada espacio. En el patio interno, por donde entra de luz natural al comedor, resurge la estructura de acero como sustrato del espacio verde

axonométrica

 

 

+INFO

Oficinas Croppers
Equipo: Sancho Diaz Malbran, Andrés Mancellino y Gonzalo Diaz Malbran
Colaboradores: Tania Carranza, Rosario Revol, Guido Biasotto
Fotografías: Gonzalo Viramonte