El estudio portugués Pitagoras Group Architects ha finalizado el nuevo Centro de entrenamiento de gimnasia de Guimaraes, al norte de Portugal, con un revestimiento exterior de corcho aglomerado que además de contribuir al confort térmico, le confiere una distintiva identidad al edificio.

Con un área cubierta de 3100m2, el Centro de Entrenamiento de Guimares se encuentra en el límite este del parque de la ciudad y fue concebido para la práctica y entrenamiento de gimnasia de alto rendimiento.

La intención de aplicar las tecnologías que transforman este tipo de edificio en una estructura independiente de la energía con bajas emisiones de CO2 fue el gran desafío, pero el objetivo fue superado y el edificio ya es un hito en sostenibilidad, eficiencia energética e innovación. El Centro obtuvo calificaciones de alto rendimiento por el sistema LiderA, con una certificación A ++, reconocimiento que es poco frecuente en sostenibilidad, no solo en Portugal sino en todo el mundo.

El edificio se encuentra entre dos calles preexistentes que permiten el acceso al edificio. El que está en un nivel superior conecta con la calle principal y el otro, en un nivel inferior, limita el parque de la ciudad y se utiliza para el acceso exclusivo al espacio de entrenamiento.

El Centro de Entrenamiento es exclusivo para la práctica de la gimnasia de alto rendimiento y consiste en un pabellón, un gimnasio, vestuarios, oficinas administrativas y espacios públicos que otorgan acceso a las graderías.

La elección de materiales para el edificio revela una intención pedagógica y muestra preocupación ambiental en el diseño, al servicio de la eficiencia energética y la búsqueda de un equilibrio claro entre la tecnología y la arquitectura. La fachada, construida a partir de corcho oscuro aglomerado, es un ejemplo perfecto de esa versatilidad, con la intención de representar un fuerte rasgo de diseño para el proyecto, manteniendo la asociación con la sostenibilidad ambiental.

La composición volumétrica del edificio se definió por sus necesidades programáticas básicas y por la voluntad de crear un edificio integrado en el paisaje local. Por lo tanto, el edificio busca escalas y referencias en el entorno, utilizando su presencia volumétrica para crear otro elemento para los senderos del parque, como la plaza de entrada, que no solo conecta los dos niveles del edificio, sino que también permite la contemplación del parque y la ladera oriente de la ciudad.

planta baja

planta alta