En el marco del Festival 2017 de Arte callejero de Katowice, Polonia, el diseñador local Jakub Szczęsny ha creado una plataforma flotante que sirve de escenografía para la interacción social en el río Rawa y que ahora flota en un canal de cuatro metros de ancho que fluye través de la ciudad. La ”casa del arroyo” busca llamar la atención pública sobre el estado actual de los espacios naturales y su potencial como espacio recreacional.

El diseñador polaco describe el pabellón flotante como “un juego dual”: “El río sigue siendo un símbolo histórico y cultural, pero está parcialmente cubierto por las carreteras principales, las plazas públicas y los arbustos. al mismo tiempo, muchos medios de comunicación y fuentes comerciales utilizan el río Rawa como un icono natural deseables para atraer a las familias a la zona y aumentar los precios de bienes raíces. La segunda dualidad es la naturaleza física, es una plataforma flotante real con un banco público y un techo que esconde su naturaleza detrás de una forma ostensiblemente minimalista y enigmática”.