Con el objeto de consolidar la posición de Chile como país antártico y a Punta Arenas como la principal ciudad de entrada a la Antártica Occidental, el Departamento de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas de Chile (MOP) convocó a fines de abril de 2017 a un concurso público internacional para el Anteproyecto de un nuevo ”Centro Antártico Internacional”.

Recientemente el jurado del concurso escogió el proyecto del arquitecto Alberto Moletto Rodríguez, cuya imagen evoca un iceberg a la deriva, como ganador del concurso internacional de anteproyectos de arquitectura del futuro Centro Antártico Internacional (CAI) que se construirá próximamente en Punta Arenas.

”Mi primer viaje a Punta Arenas fue por Barco, desde el Estrecho de Magallanes pude ver a la distancia en volumen liviano, etéreo que flotaba sobre el remate del borde de la ciudad. Un volumen que a la distancia tenia bordes sinuosos que dificultaba entender la geometría y que daban cuenta de un cuerpo horadado por el paso del tiempo. Rápidamente me vino a la cabeza la imagen de un iceberg a la deriva o también de los primeros navegantes del Estrecho de Magallanes que visualizaban desde lo lejos las luces de los habitantes originarios del lugar. A partir de esta ultima imagen pude reconocer el punto de inicio de la ciudad.” es parte de la narración proyectada al futuro que Alberto Moletto Rodríguez hace del CAI.

Cincuenta y cuatro trabajos participaron en esta competencia convocada por la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, con el objetivo de generar un punto de atracción a orillas del Estrecho de Magallanes que ayude a consolidar a Punta Arenas como principal ”puerta de entrada” para acceder a la Antártica.

El proyecto de Moletto destacó por su capacidad para evocar el paisaje antártico. Según el Intendente de Magallanes, Jorge Flies, ”se trata de un diseño icónico que refleja atractivamente los hielos antárticos y el viento. Su elección nos tiene muy emocionados, con mucha esperanza por materializar este sueño magallánico de tener un edificio que potencie aún más a Punta Arenas como capital antártica del mundo”

Por su parte, la Directora Nacional de Arquitectura y presidenta del jurado del concurso, Claudia Silva, explicó que la elección del proyecto ganador respondió a que ”cumplió con las exigencias establecidas en cuanto a los espacios que requiere el CAI. En su interior facilita la relación e interacción entre los usuarios, permitiendo que todos los recintos como el bosque antártico y los acuarios puedan verse desde diferentes partes. Además, su imagen representa de manera sutil el paisaje antártico y su luminosidad, resultando armonioso con el entorno”.

El ganador del concurso recibirá un premio de 80 millones de pesos y dispondrá de un presupuesto de 1.209 millones de pesos para realizar la consultoría del diseño definitivo, la cual se extenderá por doce meses. De acuerdo con el cronograma, la ejecución de las obras se realizará entre los años 2019 y 2021, de manera que el CAI pueda abrir sus puertas durante el año 2022.

La decisión de los ganadores del concurso internacional de arquitectura del Centro Antártico Internacional fue realizada por un jurado compuesto por Claudia Silva (presidenta); el Intendente Jorge Flies; los profesionales de la Dirección de Arquitectura Martín Urrutia, Raúl Ortiz, Jorge Cortés y Rodrigo Planella; además de los arquitectos José Luis Subiabre, en representación del Colegio de Arquitectos de Chile; y Antonio Lipthay, representante de los concursantes.

La principal estrategia del edificio es conformarse como gran espacio de transición, dentro del cual se generarán todas las actividades requeridas por el programa arquitectónico. La envolvente se genera mediante una cámara de paneles traslúcidos de baja emisividad, esta cámara se comporta como un elemento regulador y contiene las pérdidas y ganancias energéticas, controlando el balance general del edificio.

perspectiva del CAI en la costanera de Punta Arenas

El Centro Antártico Internacional es una de las principales iniciativas del Plan Especial de Desarrollo para Zonas Extremas (PEDZE). Cuando entre en operaciones, su gestión estará a cargo del Instituto Antártico Chileno y la Universidad de Magallanes.

Su objetivo es poseer infraestructura de primer orden que posibilite el desarrollo de ciencia antártica de excelencia y que sea el soporte logístico indispensable para la realización de expediciones al continente blanco. En tal sentido, existe la proyección de que el CAI podrá proporcionar más de veinte laboratorios y logística para atender a 500 científicos al año. Asimismo, el recinto poseerá un área destinada a visitantes, con espacios interactivos, salas climatizadas que revivirán las condiciones del Polo Sur, grandes acuarios, un parque de dinosaurios, una reproducción del bosque antártico existente hace millones de años y un auditorio para 600 personas, los cuales aportarán a un mayor conocimiento de la Antártica entre la comunidad y los turistas.

El CAI se ubicará en un terreno de 2,3 hectáreas en el sector de Punta Arenosa (extremo nororiente de Punta Arenas), lugar bien conectado con el centro de la ciudad, el aeropuerto y los puertos. El edificio tendrá una superficie aproximada de 19 mil metros cuadrados y se proyecta que su construcción demande una inversión del orden de 35 mil millones de pesos.